19 años tuvieron que pasar para volver a ver las aventuras del profesor, arqueólogo y aventurero Indiana Jones (Harrison Ford) sólo para darnos cuenta que el tiempo no pasa en vano. No, no estoy hablando de las canas de Ford, sino que del agotamiento de George Lucas y Steven Spielberg que nos presentan la más floja de las cuatro películas de Indiana Jones, la cual se sustenta principalmente por el cariño que se le tiene a las primeras tres y, en menor medida, a las actuaciones que sirven también para recordar los viejos personajes. Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull debía ser la gran película de aventuras de la década, sin embargo, queda muy por detrás de la trilogía de Pirates of the Caribbean y peligrosamente cerca de al menos la primera The Mummy.

12 años después del fin de la Segunda Guerra Mundial un grupo de soldados soviéticos, a cargo de la Coronel Irina Spalko (Cate Blanchett) captura al Dr. Jones (Harrison Ford) y a su amigo Mac (Ray Winstone) con la intención de lograr que cooperen con ellos en la búsqueda de una misteriosa caja, oculta en el fondo de un hangar de la legendaria Área 51. La caja contiene una extraña calavera de cristal que develaría los misterios de una antigua civilización sudamericana. En medio de la persecución, escape y nueva persecución que sufre el viejo Indy, este se encontrará con un presumido joven llamado Mutt Williams (Shia LaBeouf), quien le pedirá ayuda para encontrar a un viejo amigo de Jones y amigo de la madre del jóven, Harold Oxley (John Hurt), quien de alguna manera está involucrado con la calavera de cristal que los soviéticos buscan con desesperación. En un viaje que lo llevará primero a Perú y luego a lo más profundo del Amazonas brasileño, descubriendo misteriosas ciudad en ruina, violentos guerreros indígenas y uno que otro bicho asqueroso.

El gran pecado de Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull es que se queda pegada en el tiempo y trata de replicar las mismas historias que se vieron en Raiders of the Lost Ark (1981), Indiana Jones and the Temple of Doom (1984) e Indiana Jones and the Last Crusade (1989), pero con mucha menos fuerza y gracia que sus predecesoras. La cinta de Steven Spielberg tiene el peor humor irónico de las cuatro cintas, la historia más floja y el personaje antagonísta más caricaturezco de todos, ya que aunque Cate Blanchett es una buena actriz, su personaje es un mal chiste, partiendo por su look y terminando por unos diálogos que no convencen a nadie. Resulta que la película no parte mal, de hecho asume la imagen colectiva nostálgica que los fans tienen de las cintas anteriores, sin embargo, cae en un letargo a medida que se acerca a la mitad del metraje de la cual no repunta en ningun momento. La utilización de Shia LaBeouf para cumplir las funciones que en Indiana Jones and the Last Crusade recayeron en Sean Connery es interesante, pero no se acerca a los talones de lo hecho por el ex 007. En resumen esta es una película medianamente entretenida, con una fotografía que rememora a la trilogía original y que sirve para reencontrarse con el entrañable personaje interpretado por Harrison Ford, sin embargo, quien se siente a verla se arriesga un poco.

Puedes descargar la película haciendo click en el siguiente enlace.

El archivo es un .torrent, por lo que necesitarás un programa para descargar ese tipo de formatos.

TRAILER: INDIANA JONES AND THE KINGDOM OF THE CRYSTAL SKULL

FICHA TÉCNICA
Nombre: Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull
Año: 2008
Duración: 122 minutos
Dirigida por: Steven Spielberg
Escrita por : David Koepp y George Lucas
Protagonizada por: Harrison Ford, Cate Blanchett, Karen Allen, Shia LaBeouf, Ray Winstone, John Hurt, Jim Broadbent e Igor Jijikine
Producida por: Paramount Pictures y Lucasfilm

About these ads