Regular

Los hermanos Bloom (Adrien Brody y Mark Ruffalo) han sido toda su vida unos parias sociales, empujados por el desdén de los demás a profitar del engaño, actividad que han convertido en un arte muy particular. Sin embargo, los años de estafas han ido dejando un profundo sentimiento de desarraigo en uno de ellos, lo cual los llevará a cometer un último gran engaño en contra de una bella y excéntrica joven millonaria (Rachel Weisz), quien bien podría ser un personaje en uno de sus intrincados juegos de engaños. Viajando alrededor del mundo, intentando hacerse con el botín que los enviará directo a la jubilación soñada, los tres descubrirán que hay algo más que sus atracos o sus extraños hobbies.

Las películas de engaños, humor negro e intrigas simpáticas se ha vuelto un subgénero muy interesante y recurrente en el cine de las últimas décadas. Creo no equivocarme al decir que Guy Ritchie, si bien no es el padre, es el padrino de este tipo de películas, subgénero que ha sabido explotar hasta el cansancio (tal vez casi en un estilo de copiar/pegar). Otros lo han tratado de emular con dispar suerte como es el caso de Shane Black (Kiss Kiss Bang Bang), Steven Soderbergh (Steven Soderbergh), Joe Carnahan (Smokin’ Aces) y ahora Rian Johnson en The Brothers Bloom, cinta en la cual también fue el guionista. Resulta que el gran engaño de la cinta es que se nos presenta como una película de engaños, pero no lo es, por la sencilla razón que la trama se desdibuja, pierde el norte y termina por mostrar una serie de acontecimientos que se alejan de un objetivo final como debería tener siempre, toda película de engaños. El mundo en el cual se desarrollan los acontecimientos son dignos de Wes Anderson, realidades exageradas con reminicencia a historias del pasado, que en vez de ayudar el relato lo entorpecen. Es que si esta hubiese sido una historia ubicada en los años 60′s o 70′s, habría tenido más peso la escenografía Andersoniana a la que Johnson recurrió.

Los personajes son adorables, pero en general olvidables, con la excepción de la extrañísima Penelope Stamp (Rachel Weisz) quien le da nuevos aires a una cinta que tambalea a ratos y la fantástica Rinko Kikuchi que interpreta a la poco expresiva Bang Bang. No hay mucho más que decir de esta película, simplemente una serie de eventos simpáticos rodeados de una genial fotografía. ¿Vale la pena verla? Sólo si no hay nada más que ver y, de ser así, sin esperar mucho de ella.

TRAILER: THE BROTHERS BLOOM

FICHA TÉCNICA
Título: The Brothers Bloom
Año: 2008
Duración: 114 minutos
Dirigida y escrita por: Rian Johnson
Protagonizada por: Rachel Weisz, Adrien Brody, Adrien Brody, Rinko Kikuchi, Robbie Coltrane y Maximilian Schell
Producida por: Endgame Entertainment, Ram Bergman Productions y The Weinstein Company

About these ads