Son dos noticias en una, por un lado el tarado de Michael Bay prepara una innecesaria tercera parte de la saga iniciada en 2007 con la infumable Transformers y por otro su efecto especial más famoso, Megan Fox, se quedaría fuera de la secuela. De acuerdo a la rumorología lanzada en internet la actriz habría decido alejarse de la producción por diferencias con el director australiano, más específicamente por el duro trato que le dio y no, no estoy hablando en doble sentido. La actriz se quejó con sus cercano de “abuso verbal” por parte de Bay, lo cual bien podría explicar la serie de desafortunados dimes y diretes que ambos profesionales tuvieron en los medios hace algunos meses. La producción ya estaría barajando nombres para su reemplazo, entre las que destacan la novia de Di Caprio, la modelo israelita Bar Refaeli, las también modelos, pero de Victoria Secret, Rosie Huntington-Whiteley y Miranda Kerr, la morena de High School Musical Vanessa Hudgens, la actriz de la saga Twilight Ashley Greene y la ex chica Bond Gemma Arterton. Muchas bellezas para una serie de películas tan, pero tan malas. Por mi parte me quedo con la Refaeli, pero no por sus dotes teatrales, que quién sabe si es que tiene. ¿A cuál prefieren ustedes?

About these ads