Si bien los problemas de MGM han pospuesto indefinidamente el rodaje de la vigésima tercera cinta de James Bond, de acuerdo a lo comentado por la actriz Kate Winslet su marido, el director Sam Mendes, sigue vinculado al proyecto indicando “Sam está trabajando en el próximo film de Bond, si todo va bien, nos quedaremos en Inglaterra. Es un enorme compromiso para él y no sería justo para Sam tener que ir y volver a Nueva York desde Londres. Sería imposible”. Sam Mendes fue el director de American Beauty, Road to Perdition, Jarhead y Revolutionary Road, entre otras. Es de esperar que la nueva película del agente británico, la tercera del actor Daniel Craig sea mejor que la cuestionada  Quantum of Solace y retome la buena senda trazada por Casino Royale.

About these ads