Buena
Shooter es de esas películas que veía hace mucho rato en mi estante de DVDs, pero que no había querido tocar. La razón no la tengo clara, tal vez un poco de miedo (o lata) a toparme con una mala película, que baje sólo porque estaba ahí, o tal vez porque lo poco que sabía de la historia no me llamaba podersamente la atención. Sea como sea esta película, dirigida por Antoine Fuqua (Training Day, Tears of the Sun, King Arthur) tiene el ritmo necesario para dejarte pegado al televisor los 124 minutos de duración del film y rememora a las viejas películas de acción, las cuales sin caer en burdas pildoritas de humor fácil, lograban entretener a concho.

La historia se centra en Bob Lee Swagger (Mark Wahlberg) un hábil francotirador del ejército estadounidense que debido a la, trillada y nunca bien ponderada,El porrazo de Mark Wahlberg traición de sus jefes se retira a las montañas para vivir como un ermitaño. Luego de tres años de retiro Swagger es contactado por el Coronel Isaac Johnson, interpretado por un Danny Glover con un perturbador problema de seseo que no le había escuchado anteriormente. Johnson necesita de la ayuda de Swagger para planificar el asesinato del Presidente de los EE.UU. con un rifle de francotirador, para así realizar todos los ajustes necesarios a la seguridad del mandatario y descubrir a un supuesto asesino que ha amenazado su vida. Debido a que Johnson logra activar la veta patriota de Swagger este accede y viaja a Baltimore (si mi memoria no me falla) para ayudar en la investigación. Es aquí cuando el ex militar es nuevamente traicionado y se ve envuelto en el atentado contra el Presidente que se materializa con la autorización de Johnson (interesante como el protagonista, inculpado de un intento de asesinato presidencial, comparte uno de los nombres de Lee Harvey Oswald).

Se trata de una película que sin duda no tiene un trasfondo muy original, la búsqueda de la verdad, reparar el daño al nombre del protagonista, capturar a los malos, etc., sin Peña y Wahlbergembargo, en esta ocasión la historia del escritor Stephen Hunter y del guionista Jonathan Lemkin logra mantener al espectador atento y no lo suelta en ningun momento hasta ver como se desenvuelve el cacho en el cual se encuentra metido el protagonista y luego el agente del FBI que lo ayuda, interpretado por Michael Peña. Las actuaciones no son para un Óscar, pero si son buenas, aunque confieso que ver a Rhona Mitra como una agente del FBI y no como una femme fatale como es habitual me chocó un poco. La relación entre el personaje de Wahlberg y Sarah Fenn (Kate Mara), esposa de su amigo muerto, se ve como forzada y armada muy a la rápida, lo cual le resta cierta validez y hace ¡Corre que te quemas!cuestionar la moralidad de un personaje que intenta mostrarse como hintachable moralmente.

Sin duda esta cinta tiene puntos débiles (nunca se supo por qué querían matar al Presidente) y otros muy buenos (la fotografía, sobre todo en las escenas de naturaleza son espectaculares), pero lo que queda claro es que quien vea esta película, en mi parecer, logrará entretenerse con una historia fácil de seguir y que lo mantendrá despierto. Por otro lado, es posible que estemos viendo el nacimiento de un nuevo John McClane o Martin Riggs, es cosa de esperar y ver. Shooter es una BUENA película.

FICHA TÉCNICA
Nombre: Shooter
Año: 2007
Duración: 124 minutos
Producida por: Paramount Pictures

Anuncios