Buena
Brad Bird y Jan Pinkava (co-director) nos presentan una historia que nos entretiene con situaciones cómicas sencillas y una imaginería que redefine la animación por computación con detalles sorprendentes, muy cuidados y bellas tomas que nos transportan a un indiscutible escenario parisino. Ratatouille es la historia de dos jovenes soñadores, uno humano y el otro ratón. El primero de ellos cae en el grupo de los perdedores, flaco, sin gracia y con varios despidos a su haber, mientras que el segundo es una especie de Jean-Baptiste Grenouille (el olorín asesino de Perfume) con un olfato prodigioso y un sentido del gusto hiperdesarrollado. Ya lo dice la matemática, negativo con negativo es positivo y ese es el resultado que sale de la unión de un paria social y un incomprendido ratón, una dupla imposible digna de una obra del séptimo arte.

Remy (Patton Oswalt) es el pequeño ratón con gran poder olfativo e increíble sentido del gusto, que disfruta de los programas de TV del genial chef Gusteau (Brad Garrett). Debido al éxodo de su colonia de la granja donde vivían,Remy y Linguini, el dúo dinámico Remy llega a través del sistema de alcantarillas al corazón de la ciudad luz, justo debajo del restaurant de su ídolo. Al mismo tiempo Linguini (Lou Romano) un fracasado joven logra entrar como auxiliar de limpieza al mismo restaurant. Casi por jugarreta Linguini decide experimentar con una sopa mientras nadie lo ve, sin embargo, un par de pequeños ojos lo observan con horror. Remy, impactado por la forma de cocinar de Linguini, decide poner en práctica sus estudios autodidactas de cocina y logra arreglar la sopa, ante los atónitos ojos de Linguini. Debido al éxito de la sopa de Remy y a la embarazosa situación en que se pone frente a su despiadado jefe el chef Skinner (Ian Holm), ambos personajes deciden unirse, el pequeño aportando con sus conocimientos y el segundo… bueno el segundo tiene la suerte de ser humano, porque de lo contrario su aporte sería nulo.

A estos personajes se suman otros muy interesantes, como Django (Brian Dennehy) y que no sólo es el padre de Remy sino que además el líder de la colonia, un tipo… ehm, ratón Django y Emilechapado a la antigua, que come lo que puede comer y no se detiene a pensar en cosas como el buen gusto o la haute cuisine. Emile (Peter Sohn) es el hermano gordo de Remy, un ratón pavo, algo cobarde, medio ahuevonado, pero con un buen corazón. Por otro lado está Colette, interpretada por la irreconocible voz de Janeane Garofalo, una joven aprendiz de chef que intenta ayudar a Linguini en su cruzada por convertirse en un respetado cocinero. La crème de la crème en cuanto a performance vocales la pone el oscuro y peligroso crítico Anton Ego, interpretado por el gran Peter O’Toole.

Ratatouille es sin duda una película liviana, una comedia sencilla sin aires de grandeza que, Remy descubre el fabuloso Paris animadoademás de revitalizar las películas de animación con espectaculares dibujos e increíbles tomas de cámara, nos devuelve a la inocencia de antaño de las películas familiares. Aunque sin duda será amada por los más chicos, es lo suficientemente inteligente para los más grandes. Estamos frente a una muy buena película, un buen logro del cine de animación, un gran paso adelante de Disney y Pixar, y por sobre todo a una historia que nos recuerda de una forma inocente que los sueños se pueden alcanzar… después de todo, “todos pueden cocinar”.

FICHA TÉCNICA
Nombre: Ratatouille
Año: 2007
Duración: 110 minutos
Producida por: Walt Disney Pictures y Pixar Animation Studios

Anuncios