Buena

The Kingdom bien podría ser la segunda parte de Syriana, la notable aproximación al mundo del Medio Oriente del director Stephen Gaghan. Sin embargo, en esta ocasión de confabulaciones y triquiñuelas políticas vemos poco, en realidad se nos presenta el otro lado de la misma moneda, la violencia pura y directa, sin máscaras, sin sonrisas falsas, sin política. Syriana se centra en la vida de un agente de la CIA, de un inescrupuloso grupo de abogados y de un moralmente ambiguo asesor financiero, a los cuales los une un solo punto en común; la sed del oro negro. En The Kingdom, el petróleo es también el punto de partida a la problemática mostrada en la cinta (como en toda película politiquera del Medio Oriente), sin embargo nos pone frente a un grupo de patrioteros y militarizados agentes del FBI en Arabia Saudita, un grupo de policias saudíes un tanto inocentes e incautos y los brutos terroristas fanáticos que se creen enviados de Alá. En este marco sólo queda clara una cosa, aquí no hay buenos ni malos, sólo ciegos, sordos y estúpidos.

Tal vez poco importa en un analisis de película, pero qLa bella forence en medio de la batallauienes trabajamos en publicidad y diseño nos fijamos en estas cosas. La presentación del film es sin duda uno de los mejores trabajos que he visto últimamente. Me gustó mucho la gráfica de los créditos iniciales de Casino Royale, sin embargo, la que nos presenta The Kingdom es superior porque no sólo es atractiva y poderosa visualmente, sino que sirve como un excelente resumen ejecutivo de qué es lo que realmente ocurre en Arabia Saudita desde su fundación hasta nuestros días, pasando por los difíciles años del embargo hasta los atentados de 2001.

En Riad se ha perpetrado el peor atentado terrorista contra occidentales en el Medio Oriente. Cientos de muertos se encuentran despedazados en el sector residencial de la FBI y la policia saud� se enfrentan a los terroristasempresa Gulf Western, entre ellos el agente del FBI Francis Manner (Kyle Chandler). Debido a esto el equipo comandado por Ronald Fleury (Jamie Foxx) es enviado, casi a la mala, a investigar lo ocurrido, para lo cual solo cuentan con autorización  por 5 días y deben estar constantemente vigilados protegidos por el coronel de policia Al Ghazi (Ashraf Barhom), con quien lentamente comienzan a entablar una relación de mutuo respeto que a la larga le servirá a Fleury para obtener acceso a sectores vedados de la investigación y la ciudad. El grupo de agentes del FBI incluye además al experto en explosivos Grant Sykes (un soberbio Chris Cooper), la forense Janet Mayes (Jennifer Garner) quien tendrá que aguantar a ratos la machista ley islámica y el analista de inteligencia Adam Leavitt (Jason Bateman) que de inteligencia muestra poco. El grupo no solo se enfrenta al implacable paso del tiempo, el cual merma las posibilidades de hallar pruebas contundentes, sino que además a la amenaza en las sombras de un nuevo ataque terrorista cuyo objetivo son ellos mismos.

En un momento pensé que The Kingdom era una nueva declaración estadounidense que le gritaba al mundo “¡Nosotros somos los buenos y ellos los malos!”, sin embargo, la cinta dirigida por Peter Berg y escrita por Matthew Michael Carnahan nos muestra con una cierta distancia una crítica hacia esa declaración de principios, de una forma sutil… tal vez muy sutil. No vemos por ningun lado a terroristas buenos y con principios, como si los vimos en Syriana, por el contrario los malos son bastante malos y queremos que pierdan, sin embargo, los buenos (los del FBI) son lo que esperamos de un grupo patriotero gringo, son prepotentes. Y quién más prepotente que Jamie Foxx, un actor que me desagrada, pero que cumple con un rol que le viene como anillo al dedo, el jefe del brazo armado del Tío Sam en territorio extranjero. Dentro de su equipo la actuación más destacada es la del vetarano Fleury y el Pr�ncipeChris Cooper, un muy buen actor de reparto que entrega bastante en la pantalla y cuya personalidad siempre destaca en las cintas en las que está presente (American Beauty, The Bourne Identity, Syriana y Breach, entre otras). Por otro lado Ashraf Barhom, como el coronel de policia saudí, también es un punto fuerte y a ratos me recordaba a Jean Reno, además cumple la función de mostrarnos a un saudí normal, trabajador, abatido y, aunque crítico de su gobierno, amante de la Ley. Como comentaba antes, existe una sutil crítica al patrioterismo (no es lo mismo que patriotismo) estadounidense, el cual deja de ser sutil en la última escena la cual le entrega todo el valor que tiene este film, la estupidez humana existe tanto en el lado de quienes se creen seres racionales como de quienes demuestran sin máscaras ser brutales asesinos. The Kingdom es una gran película del año que termina.

Ficha Técnica
Nombre: The Kingdom
Año: 2007
Duración: 110 miuntos
Producida por: Universal Pictures

Anuncios