Buena

Gran Bretaña, nación conocida por su monarquía, su liga de fútbol, el Yorkshire Pudding y sus mujeres feas, desde hace algunos años es también conocida como el país de las comedias inteligentes, caracterizadas por su humor negro. “The Office”, la exitosa serie de TV que se centra en un grupo de desadaptados oficinistas, es prueba de ello, además de reconocidas películas como Shaun of the DeadHot Fuzz. Pues bien, Death at a Funeral está un escalón más abajo en inteligencia, sin embargo, cumple de muy buena manera con presentarnos una entretenida e hilarante historia que, por donde se la mire, tiene escrito Made in Britain. Sigue leyendo