Buena

Gran Bretaña, nación conocida por su monarquía, su liga de fútbol, el Yorkshire Pudding y sus mujeres feas, desde hace algunos años es también conocida como el país de las comedias inteligentes, caracterizadas por su humor negro. “The Office”, la exitosa serie de TV que se centra en un grupo de desadaptados oficinistas, es prueba de ello, además de reconocidas películas como Shaun of the DeadHot Fuzz. Pues bien, Death at a Funeral está un escalón más abajo en inteligencia, sin embargo, cumple de muy buena manera con presentarnos una entretenida e hilarante historia que, por donde se la mire, tiene escrito Made in Britain.

Pocas cosas deben ser más terribles que la muerte de uno de tus padres. Para Daniel (Matthew Macfadyen) la situación, aunque emocionalmente dura, ha resultado ser una prueba de caracter y templanza, sin embargo, el día del funeral de su padre no empieza bien cuando, al abrir el ataúd, se da cuenta que el cuerpo que está adentro no corresponde al de su progenitor. A medida que los minutos pasan y los familiares de Daniel comienzan a aparecer, se nos presenta una batería de personajes, cada uno con graves problemas personales o de socialización, que van transformando la casa de Daniel en un polvorín a punto de estallar. La tensión, en esta disfuncional familia inglesa, crece exponencialmente cuando hace su aparición Robert (Rupert Graves), el exitoso hermano escritor de Daniel, que a su vez es un escritor en potencia y reprimido viviendo bajo la oscura sombra de su hermano. En este marco es que el funeral toma el rumbo directo al absurdo, cuando llega Peter (Peter Dinklage) un extraño personaje que afirma que el difunto ocultaba un oscuro secreto. Obligados a unir fuerzas Daniel y Robert se encuentran entre la espada y la pared, y se ven obligados a tomar drásticas medidas para evitar el caos total el día del entierro de su padre.

Frank Oz dirige esta entretenida, aunque corta, película en que el absurdo y las situaciones imposibles en los momentos más inoportunos son el motor de la historia. Aunque el humor está presente en toda la película, los personajes principales no logran transmitir ese humor negro que se requería de personajes que deben parecer serios, es por eso que todo el peso del humor recae en un puñado de actores secundarios que logran apropiarse de la película y darnos escenas llenas de chistes fáciles, pero efectivos. Mención aparte a la notable actuación de Peter Dinklage, lejos lo mejor de la cinta y cuya escena más loca (en la cual también participan Peter Vaughan, Andy Nyman y Kris Marshall) hará que te dobles de la risa. Por otro lado Martha (Daisy Donovan), polola de Simon (Alan Tudyk), demuestra ser la más fuerte de toda la familia, mientras que Jane (Keeley Hawes) esposa de Daniel, se muestra oprimida aunque claramente con un alto potencial volatil.

Death at a Funeral (conocida en España como “Un Funeral de Muerte” y en Chile como “Una Muerte en el Funeral”) está lejos de ser la mejor comedia británica, pero por lo menos cumple con su rol de entretener y hacer reír. Vale la pena verla.

TRAILER

FICHA TÉCNICA
Nombre: Death at a Funeral
Año: 2007
Duración: 90 minutos
Dirigida por: Frank Oz
Escrita por: Dean Craig
Protagonizada por: Matthew Macfadyen, Keeley Hawes, Andy Nyman, Ewen Bremner, Daisy Donovan, Alan Tudyk, Jane Asher, Kris Marshall, Rupert Graves, Peter Vaughan y Peter Dinklage
Producida por: Sidney Kimmel Entertainment