A mediados del siglo XXI la robótica es herramienta fundamental en la vida diaria de los seres humanos y Japón se ha convertido en el mayor exportador de este tipo de maquinarias, que van desde inofensivos asistentes de tránsito hasta sofisticadas armas de última generación. Debido al rápido desarrollo de esta tecnología, la ONU decidió regular y prohibir la creación de androides, lo cual choca directamente con las ambiciones de Japón, que tras ver que era el único país del mundo que se negaba a la regulación decide abandonar las Naciones Unidas e iniciar una política de aislamiento nacional que los llevará a crear un muro tecnologíco impenetrable, el cual dejará caer sobre el país del Sol Naciente un manto de misterio por 10 años… hasta que el grupo Sword de la ONU decida entrar de una buena vez a Japón, para ver que es lo que se traen entre manos.

Vexille es de una de esas películas que no sabía que existían y que por la Divina Providencia llegó a mis manos. Las cintas de animación japonesas me parecen sumamente atractivas y más aún cuando la historia tiene peso. En este caso podemos ver una animación que logra destacar en sus detalles (mas no en las texturas de los planos generales), con una banda sonora fantástica a cargo del genial Paul Oakenfold y una historia que sorprende por su realismo a pesar de ser ciencia ficción.

Al salirse de la ONU, Japón se convierte en un enigma para el resto del mundo. El comercio se mantiene libre, pero ningun extranjero ha logrado poner un pie en la isla en 10 años, desde que en 2067 el país asiático iniciara su política de aislamiento nacional. En esta época la todopoderosa empresa Daiwa, un Microsoft de la robótica, controla totalmente este mercado y como tal está presente en todo aspecto de la vida de los seres humanos. Las Naciones Unidas sospechan que tras la política de aislamiento de Japón se encuentren los oscuros intereses de Daiwa (suena como Daewoo eh) por iniciar la producción de androides, prohibidos según los tratados internacionales. Debido a un atentado en una reunión de altos dignatarios del G8, se descubren los restos de un androide japonés que pudo estar involucrado en el ataque, razón por la cual la ONU decide dar luz verde a una peligrosa y ambiciosa misión, lograr enviar un grupo comando llamado Sword a infiltrarse en territorio japonés y abrir una brecha en el campo electromagnético que impide tener la más mínima visión de la isla. Los Sword, liderados por Leon (voz de Shosuke Tanihara), logran penetrar exitosamente en territorio japonés, sin embargo, son rápidamente descubiertos y atacados, viéndose la comando Vexille (voz de Meisa Kuroki) sola al interior de una misteriosa barriada, rodeada por un vasto y árido desierto, la cual se ubica donde hasta hace 10 años se encontraba Tokio. Lo ocurrido en Japón en estos diez años es algo espantoso y brutal, que solo podrá ser visto por la comunidad internacional si el enlace de comunicación abierto no se pierde.

Este film es una mezcla de dibujo animé tradicional con animación CGI, logrando muy buenos resultados y mejoras en los detalles que son sin duda sorprendentes, en ritmo y movilidad, sin embargo, peca a la hora de mostrar escenarios que cumplan con el mismo detalle, en especial en las texturas panorámicas que a ratos se ven muy planas y sin vida. La banda sonora acompaña correctamente la cinta y se nota que Paul Oakenfold fue el compositor a cargo de ella. Por otro lado la historia del director y guionista Fumihiko Sori y de Haruka Handa es buena y muy atractiva, adentrándose en lo que podría ser el dilema moral por excelencia de las generaciones futuras. Al igual que las armas nucleares en el pasado y presente y la clonación en la actualidad, la robótica de androides y la nanotecnología bien pueden ser temas importantes a definir en el futuro, al igual que su desarrollo y comercialización, los cuales podrían incluso poner en peligro la existencia de la raza humana. Sea como sea, Vexille es una entretenida película de animación, muy bien lograda, que vale la pena ver.

TRAILER

FICHA TÉCNICA
Nombre: Vexille
Año: 2007
Duración: 109 minutos
Dirigida por: Fumihiko Sori
Escrita por: Fumihiko Sori y Haruka Handa
Protagonizada por: Meisa Kuroki, Shosuke Tanihara, Yasuko Matsuyuki, Akio Ôtsuka, Toshiyuki Morikawa, Romi Pak, Tetsuya Kakihara y Takahiro Sakurai
Producida por: Tokyo Broadcasting System, Avex Entertainment, Shochiku Company, Shogakukan y Oxybot