Tenemos muy mala memoria los seres humanos y los políticos ni hablar. En los últimos años hemos visto una gran cantidad de películas que critican la política internacional de EE.UU., la invasión de Irak y la inestable situación de Afganistán, sin embargo, no habíamos tenido oportunidad de ver el génesis del conflicto en este último país, el cual está tan unido a la política estadounidense que decir que Bin Laden es hijo del Tío Sam no es una locura. En Charlie Wilson’s War, basada en la historia real del congresista Charlie Wilson y en el libro de George Crile, podemos ver con estupor la facilidad con la que una guerra secreta es declarada y como las “mentes pensantes” se olvidan con la misma facilidad de las peligrosas consecuencias potenciales que dicho conflicto puede tener. En definitiva todo se resume en la historia del maestro zen y el niño. Al cumplir los 14 años, al niño le regalan un caballo y todo el pueblo exclama “¡Excelente!”, pero el maestro zen dice “Veremos”. A los dos años, el niño se cae del caballo y se rompe la pierna, todo el mundo exclama “¡Que terrible!”, pero el maestro zen dice “Veremos”. Luego empieza una guerra y todos los jovenes son enviados a combatir, excepto él por estar inválido y todos dicen “¡Estupendo!”, pero el maestro zen dice “Veremos”. Quien no tenga en cuenta que todo tiene una consecuencia, una que no está inmediatamente a la vuelta de la esquina, está ciego o simplemente no quiere ver.

Charlie Wilson’s War, del director Mike Nichols y con Aaron Sorkin en el guión adaptado, cuenta la historia del congresista texano Charlie Wilson (Tom Hanks) y como este se involucra con la causa afgana luego de la invasión soviética, motivado principalmente por solicitud de su amiga, amante y financista política Joanne Herring (Julia Roberts), una millonaria ultraderechista y ferviente religiosa (de la boca pa afuera por lo menos). La cruzada personal de Wilson, para lograr aumentar el presupuesto destinado a operaciones encubiertas y el envío de armas a la resistencia en Afganistán, lo hace toparse con un atípico, pero eficiente agente de la CIA interpretado magistralmente por Philip Seymour Hoffman. Usando poco esfuerzo y mucho desconocimiento de sus pares, Wilson logra aumentar el presupuesto del Congreso destinado a la resistencia afgana de 5 millones de dólares a 1000 millones, con lo cual pueden modernizar las armas con las que los Muyahidínes se enfrentaban a las fuerzas de ocupación soviéticas, lo cual significa finalmente la victoria de los rebeldes.

Lejos lo más fuerte en esta película es el nivel de las actuaciones. Tom Hanks entrega uno de las más maduras y creíbles interpretaciones que dejan lejos a la batería de personajes mamones romanticones que interpretó en las comedias románticas desde los años 90’s. Por otro lado, quien se roba de verdad la película es Philip Seymour Hoffman, quien ha crecido muchísimo como actor en el último tiempo y a quien personalmente me encanta ver en pantalla. Su primera escena en la película es de aquellas que se recordarán por mucho tiempo y la tonalidad que le da a sus diálogos a lo largo del metraje le entregan muchísimo peso a su personaje, cosa recurrente en todos los roles que le toca interpretar. Julia Roberts, en sus breves apariciones, cumple eficientemente su rol como distinguida femme fatale. Por otro lado Amy Adams, la misma de Enchanted, como asistente del Senador Wilson entrega una excelente interpretación basada principalmente en gestos y miradas potentes que le dan un plus importante a sus breves diálogos.

Charlie Wilson’s War entretiene con una historia interesante y que da luces sobre un conflicto añoso que desembocó en un conflicto actual. El logro de la cinta de Mike Nichols es que, sin apartarse de lo que quiere ser, una biografía entretenida, logra transmitir un mensaje autocrítico a la política estadounidense que se centra en la inmediatez de los conflictos, pero no en las consecuencias futuras (risa y pena da ver como no les cuesta nada entrega mil millones de dólares para solventar una guerra secreta y luego de la misma se niegan a entregar un millón para la construcción de escuelas). Por otro lado, no deja de sorprenderme el poder que tiene el Congreso estadounidense, ya que en ningun momento se ve al Poder Ejecutivo involucrado en las decisiones que se toman. Aunque la crítica no fue ha sido muy favorable con esta cinta, a mi me gustó y encuentro que es absolutamente recomendable para pasar un buena rato y para conocer un poco más del génesis de la historia reciente de Afganistán.

Y por cierto, Charlie Wilson dicta cátedra en cómo elegir a sus asistentes…

TRAILER

FICHA TÉCNICA
Nombre: Charlie Wilson’s War
Año: 2007
Duración: 102 minutos
Dirigida por: Mike Nichols
Escrita por: Aaron Sorkin
Basado en el libro de: George Crile
Protagonizada por: Tom Hanks, Philip Seymour Hoffman, Julia Roberts y Amy Adams
Producida por: Universal Pictures, Good Time Charlie Productions, Playtone, Relativity Media, Participant Productions

Anuncios