Christian Bale las hace todas, en las noches se viste de murciélago y sale a combatir el crimen, los fines de semana es el líder de la resistencia y lucha contra los robots que tratan de dominar el mundo, de vez en cuando se convierte en un cura futurista y otras veces adelgaza tanto que casi no se ve. Ahora se convertirá en un aproblemado Presidente de EE.UU., en la película The 28th Amendment que será dirigida por Phillip Noyce, quien descubrirá que su país en realidad está controlado por una misteriosa organización secreta, dirigida por el personaje que interpretará Denzel Washington. Una interesante historia que con los actores elegidos, podría perfectamente convertirse en un excelente thriller político. Como dato rosa, sólo contar que para el rol del Presidente Ben Cahill se había elegido originalmente a Tom Cruise, quien posteriormente declinó para enfocarse en otro thriller que está desarrollando con el mismo realizador. Si me preguntan a mi, el cambio me parece para mejor. Es cosa de esperar.