La historia se repite. Una interesante premisa que poco a poco se va desdibujando hasta transformarse en una cosa muy distinta a lo que quiso ser originalmente. Lo que llama la atención es que le ocurrió a Jumper, también protagonizada por Hayden Christensen, lo cual podría ser considerada simplemente una coincidencia… tal vez lo sea. Lo que no es coincidencia es que en ambas películas Christensen ofrece una interpretación espantosa, demostrando claramente que ha sido suertudo a la hora de recibir y aceptar proyectos que lo ponen en el rol protagónico. Haciendo un paralelismo, Mark Hamill merecería al menos una segunda, tercera o cuarta oportunidad, ya que aunque también es un actor del montón, es sin duda mejor interpretador que Christensen.

Clay Beresford (Hayden Christensen) es un pendejo millonario, dueño de medio Nueva York, a traves de una corporación heredada de su fallecido padre, y de un bondadoso, pero fallado corazón. Beresfold necesita urgentemente un transplante, siempre una operación peligrosa, lo cual le es recordado constantemente por su médico Jack Harper (Terrence Howard), un buen tipo que lo atendió cuando sufrió su primer infarto. Harper y Beresfold se hacen buenos amigos, tal vez porque este último carece de personas cercanas a su vida, aparte de su bella madre Lilith (Lena Olin) y su novia secreta Sam (Jessica Alba). De Beresford sabemos poco, es un tipo raro, bondadoso, pero apartado, constantemente sonriente, pero apenado. Se nota que tiene fantasmas en su pasado, recuerdos que quiere olvidar. Al ingresar al pabellón Beresfold se deja ir, aceptando lo que su destino le depare, sin embargo, hay algo que anda mal. Se supone que debe estar anestesiado, que no debe escuchar ni sentir nada, pero escucha lo que habla el equipo médico, siente como le cortan la piel… ¡Beresfold está despierto! Pero no se puede mover o gritar para avisarle a los médicos… este debe ser uno de los mayores terrores que el cine ha podido retratar, ya que es un terror impactantemente posible (aunque dificil que ocurra). Como si eso no fuera suficiente, el terror y el dolor de Beresfold serán mayores al escuchar como se ha vuelto en víctima de un complot que buscará no sólo arrebatarle toda su fortuna, sino que también su muerte.

La premisa sin duda que es lo suficientemente interesante como para convertir a esta película en una cinta de drama/suspenso poderosa, sin embargo, la situación no convence, probablemente porque Christensen no es el actor más adecuado para ese rol… o para cualquier rol en realidad. Es un muy mal actor, con un registro facial limitadísimo. Lo peor es que uno acepta, aveces, ver que un actor repita personaje… John Cusack, Jeff Goldblum o Shia LaBeouf han repetido sus personajes de forma constante, pero no cansan, no aburren. Son actores con ángel, lo cual Christensen no tiene. A sus 26 años sigue viéndose como un pendejo odioso y actuando como alguien que recién está iniciándose en la actuación (y podría ser así, pero lleva varios protagónicos). El peso dramático que debería aportar brilla por su ausencia y eso hace que el resto del relato se desmorone. Ni siquiera con las buenas actuaciones de Lena Olin y Terrence Howard salvan este relato que deja de lado la credibilidad y se transforma en un extraño mix, más cercano a la ciencia ficción clase B. Jessica Alba está bastante bien… no sean mal pensados, está bien por las razones obvias, pero también está bien en su interpretación, de la mujer que tiene que aceptar llevar un noviazgo en secreto con el personaje de Christensen, para evitar las críticas de su madre.

A pesar de todo esto, Joby Harold, director y escritor de esta cinta, hace algo valioso, al presentarnos una historia original y con gran potencial. Por ser su opera prima, creo que le podemos perdonar algunas cosas, pero en general hace un trabajo aceptable, sobre todo al presentarnos sus giros de tuerca y al mostrarnos los recuerdos del personaje de Christensen. Tal vez culpar a Anakin de que la película no funcione es demasiado, sin embargo, su rol es demasiado importante como para dejarselo a alguien con tan pocas habilidades. Es de esperar que el siguiente trabajo de Harold sea mejor.

TRAILER: AWAKE

FICHA TÉCNICA
Nombre: Awake
Año: 2007
Duración: 84 minutos
Dirigida y escrita por: Joby Harold
Protagonizada por: Hayden Christensen, Jessica Alba, Terrence Howard, Lena Olin, Christopher McDonald y Arliss Howard
Producida por: GreeneStreet Films, The Weinstein Company, Open City Films

Anuncios