Estoy feliz que The Dark Knight esté en el lugar Nº1, Nº1, Nº1 (léase como Jorge Aedo en “Sábado Taquilla”) en la lista de mejores películas de la IMDB, y no quiero dejar de hablar de ella, sin embargo, todo lo que puda decir ya lo dije en la crítica y creo que nada nuevo podría aportar a la discusión… a menos que le pida a mi buen amigo Chris Nolan que nos venga a contar una que otra cosa de su obra maestra y, por qué no, a bajar un poco los niveles de ansiedad creados ante la espera de la confirmación de que se viene un tercer, y probablemente último, capítulo de su fantástica visión del mundo de Batman. Me encantaría quedarme con el crédito de la entrevista, pero pillar a mi buen amigo Chris es un poco dificil, por lo que me tuve que apoyar en los chicos de Slashfilm, quienes le hicieron una serie de preguntas algunos días antes del estreno de The Dark Knight, las cuales pueden leer en español a continuación. Por razones obvias, la entrevista contiene spoilers, si aún no la han visto, les recomiendo no leerla.

La siguiente es la tranducción de la transcripción hecha por Slashfilm a la entrevista que sus editores le hicieron al director Christopher Nolan. Cabe destacar que dicha entrevista fue realizada antes del estreno de The Dark Knight. La entrevista en idioma original la pueden leer AQUÍ. La entrevista contiene spoilers, si aún no han visto la película, les recomiendo no leerla.

PREGUNTA: ¿Cuál fue el desafío que te motivo a desarrollar esto [la secuela]?

CHRISTOPHER NOLAN: Bueno, me interesó muchísimo la idea que dejamos al final de Batman [Begins], la idea de la “escalada”, de haber establecido a Batman como la figura heroica en Ciudad Gótica, quien va a intentar recuperarla para la gente buena de la ciudad, y que habrá una extraordinaria respuesta criminal a ello, que por su aparición tan en grande, empleando esas increíbles tácticas, ¿qué es lo que los criminales iban a hacer para responder? Y eso realmente se manifiesta en la persona del Guasón (The Joker), ese era realmente mi interés, llevar la historia hacia adelante, en ver como se expande tanto que la lucha interna de Batman del primer film es llevado a un escenario más grande que es toda la ciudad.

P: Entonces, ¿la ambigüedad moral es realmente el tema que te interesaba?

CN: Bueno, sí, creo que Batman existe en un precario estado, en tiene impulsos muy negativos, pero que trata de canalizarlos hacia algo bueno y, creo, que ese es un dilema muy humano y como vemos en esta película afecta a mucha más gentes, siendo el Joker el catalizador de esa infección.

P: Al trabajar con un grupo de actores fantásticos que, asumo, tienen muy diferentes procesos actorales, ¿cómo logras una comunión entre ellos? ¿Los dejas hacer lo suyo o tratas de manejarlos bajo tus reglas?

CN: Es dificil explicar que lo que me he dado cuenta, al trabajar con grandes actores, es que aunque sus métodos sean diferentes, en parte lo que los hace ser grandes actores es que pueden acomodar su forma de trabajo a la de los otros muy fácilmente, sin mucho esfuerzo, y creo que eso se debe a que los grandes actores deben responder a la performance del otro, para así dar la mejor perfomance ellos mismos. Deben escuchar de verdad y no sólo esperar a decir su línea siguiente, y eso significa que, al igual que grandes músicos, deben ir improvisando juntos, deben encontrar la manera de trabajar juntos en un nivel subconsciente, es algo mágico de ver.

P: ¿Tu y Christian [Bale] pensaban o mismo en como desarrollar el personaje de Batman?

CN: No, pero lo convencí (Risas). Pensábamos prácticamente lo mismo. Creo que él estaba esperando la oportunidad, al igual que yo, de desarrollar el personaje, porque la historia del origen de Batman es una historia muy poderosa, y fue interesante mostrarla, pero lo ciega y ata a su pasado. Ambos sentíamos la necesidad de llevarlo [al personaje] más allá, de probarlo de formas nuevas y creo que de lo que es capaz de hacer en esta nueva película es de llegar con un alto grado de confianza sobre ser Batman, y eso lo digo desde el punto de vista del personaje como del actor también. Ambos lo disfrutan al máximo, estar en la cúspide de su propio juego, y de esa forma, gradualmente, ser probado.

P: ¿Cómo fue el proceso de buscar al antagonista? En ese sentido, ¿qué viste en Heath y en Aaron que te hizo sentir que estarían bien en el rol de esos complejos villanos?

CN: Bueno, por la forma en que la historia está construída siempre pensamos que Harvey Dent crearía el arco emocional de la película. Su tragedia sería el arco de la historia, porque The Joker, el propósito de The Joker para nosotros siempre fue que no tuviera arco, él no tiene un desarrollo, no aprende nada durante el film, es un absoluto. El atraviesa la película casi como el Tiburón de Spielberg, es decir, es un catalizador de la acción, la gente reacciona en su contra y son afectadas por él. Heath es alguien con quien quería trabajar hace muchos años. Estuvimos viendo la posibilidad de trabajar en varios proyectos, pero nada resultó y cuando me di cuenta el Joker que tendríamos supe que debìa buscar a un actor de extraordinario talento y eso era evidente en Heath por su trabajo anterior, por ejemplo su interpretación en Brokeback Mountain (El Secreto de la Montaña) fue sencillamente espectacular, pero también necesitaba un actor que que no tuviera miedo, que estuviera preparado de asumir un rol icónico y hacerlo suyo y Heath me dijo que podría hacerlo incluso antes que tuvieramos el guión. Me encontré con él y ambos vimos el personaje de la misma forma. Vimos la preparación de un personaje que era un absoluto, que se ha vuelto un devoto puro de su ideal de anarquía, un deseo de buscar el caos, un deseo de destruir el mundo que lo rodea, solamente para su propia entretención, y Heath lo captó enseguida.

En el caso de Harvey Dent, Aaron es alguien a quien he conocido desde hace años y con quien quise hacer Memento, pero no resultó. En este caso, lo quería para el rol, ya que encuentro que es alguien que puede representar esa imagen heroica-estadounidense, el personaje tiene algo así como un joven Robert Redford, pero además de eso está esa otra capa u otro nivel, hay un poco de rabia en él, hay algo que lo hace ver al mundo ir en una dirección u en otra, algo de ambigüedad. Creo que Aaron asume eso de forma maravillosa. Eso fue muy importante para Harvey porque a donde ese personaje va, no quiere engañar a la audiencia, no quiere mostrarlo como el héroe perfecto y luego llevarlo a donde tu sabes. Debes mostrar desde el inicio que hay más en ese personaje.

P: Eso fue lo que demostró en los films de Neal LaBute… [In the Company of Men, Your Friends & Neighbors, Tumble y Possession]

CN: Así es, en especial en In the Company of Men, creo que si ves su interpretación en esa película, aunque no es un personaje similar, tiene una dinámica similar entre la apariencia del personaje y lo que ocurre en algun lugar por debajo de su superficie.

P: Sé que querías fimar con cámaras IMAX [para cines de alta definición] y me pregunto encontraste que era muy dificil de hacer, además que permite muy poco tiempo de exposición, solo podías hacer una toma de dos minutos. ¿Te replanteaste la forma de filmar todo?

CN: No, en realidad no. Me preparé bastante para ello y descubrimos y planeamos formas de hacerlo, por ejemplo, con lo del tiempo de exposición simplemente cambiábamos de cámara cuando se acababa la cinta. Generalmente con las secuencias de acción, rara vez filmas más de diez segundos por toma, así que no era un problema. Filmar una escena con diálogo en IMAX habría sido un desafío mayor por el ruido de la cámara y la corta duración de la cinta, pero pudimos hacerlo, tuvimos un equipo de producción espectacular, muchss de nuestras bases para cámaras estaban hechas para soportar cámaras de 35 milímetros y tuvimos que recontruídas para aguantar el enorme abuso al que las expusimos, para soportar el peso de una cámara mucho más grande. Rompímos una steady cam, la cual literalmente se partió y cayó al suelo, pero sin contar eso con el resto salimos bien. Lo que hicimos era posible de hacer con cámaras de 35 mm., pero con estas cámaras IMAX, a medida que el film iba avanzando, nos volvimos mejores y mejores, terminando de hacer la mayor parte de la película con ellas.

P: ¿Cómo lograbas coordinar la coreografía de las largas escenas de acción? ¿Cómo eres en ese campo que es bastante complejo?

CN: Bueno, haces muchas reuniones, discutes mucho y caminas en las locaciones con las distintas cabezas de departamento. Trato de coordinar las secuencias de acción de tal forma que es posible cambiarlas sobre la marcha e improvisar en ellas, en el mismo día en que todos los elementos están en la locación misma, por ejemplo en el caso de las persecuciones con tráfico, preparamos un set en forma de circuito y filmamos en ambas direcciones, para así hacer correr la acción de forma más contínua y seguir rodando e intentando cosas nuevas, en vez de construir una escena a partir de algo en particular y hacer filmar la escena de nuevo para intentar otra cosa, así que intentamos ser más libres al respecto. Revisábamos el story board para que los distintos jefes de departamente tuvieran algo tangible con que trabajar, pero siempre advertíi a todo el mundo que no intentábamos filmar exactamente el story board, lo haríamos a nuestra manera de la forma en que saliera y, creo, una de las ventajas de trabajar con la misma gente de film en film es que tu equipo sabe acomodarse a eso.

P: Pero, ¿hay una escena cámara en mano con una IMAX, no es eso poco ortodoxo?

CN: Sí, lo fue. Sabes Wally [Pfister, director de fotografía] hace su propio trabajo con la cámara y es un operador increíble. Hicimos muchas tomas con cámara en mano y él me lo dejó muy claro desde el principio, que no intentaría filmar de esa forma con una cámara IMAX porque son muy pesadas, pero casi al final lo convencí de hacerlo, fueron sólo un par de tomas en las que usamos esa técnica.

P: El Batimóvil era realmente espectacular en esta película y creo que la gente siempre espera mayores y mejores cosas, sobre el auto, el traje de Batman y lo que sea. ¿Nos puedes contar un poco sobre la Bat Pod?

CN: Sí, la Bat Pod fue nuestro nuevo vehículo para Batman y es algo en que mi diseñador Nathan Crolley y yo mismo trabajamos, y en vez de crear una moto para Batman pensamos en que pasaría si tomamos un arma anti aérea y la ponemos sobre ruedas, ese era más o menos el diseño que pensamos y construímos pequeños modelos de él y en mi garage pusimos el modelo a gran escala, en el cual te podías sentar y así mostrarselo a los chicos de los efectos especiales.

P: ¿En tu garage de tu casa?

CN: Sí, bueno en realidad hacemos muchos diseños en el garage de mi casa. Antes de tener mucha gente trabajando en el film, lo vuelve algo un poco más íntimo y nos permite realmente explorar ideas sin tener una gran número de personas a quienes darles explicaciones. Se lo mostramos a la gente de efectos especiales y nos miraron a Nath y a mi y nos dijeron, “ustedes no saben nada de motos, verdad?” (Risas). Tuvimos que admitir que era verdad, pero dijimos que se veía genial. Les preguntamos si podían encontrar una forma de hacerla funcionar y lo hicieron. Construyeron la moto en tamaño real y funciona perfecto, pero solo hay una persona en el mundo que la puede manejar, ya que es extraordinariamente pesada y dificl de manejar.

P: ¿Y esa persona es Christian Bale? (Risas)

CN: Bueno, yo no lo diré. Le pueden preguntar a Christian.

P: ¿Cuál es tu relación con el material fuente del viejo Caballero Oscuro, el comic original, cuya premisa y tono es muy parecido a lo que llevaste a la pantalla?

CN: Bueno hay muchos detalles que vienen de los comics y hay mucha caracterización que sale de ellos, pero en general no de comics en específico. Tanto David Goyer (guionista), Jonah (sobrino de Nolan y guionista) y yo hemos intentado estar influenciados por la historia en general del comic, y sumergirnos en ella antes de escribir, pero solo para tener el conocimiento, tener la sensación del comic, y tratamos de ser fieles a la historia, de la cual tienes 65 años de diferentes artistas y escritores desarrollando y evolucionando el personaje. Así que hay algunos lugares comunes, algunas cosas que se mantienen con el tiempo. Y también hay muchos pasajes oscuros, cosas especificas que puedes ignorar, por lo tanto tratamos de destilar la historia de los comics y tomar la escencia de cada uno de los personajes, tratando de ser fieles a ellas.

P: Has dicho que eres un gran fan de James Bond.

CN: Así es.

P: ¿Y es por esa razón que pusiste más cosas de agente secreto en este film?

CN: Bueno en realidad lo hicimos en ambos films. Empezamos con Batman Begins y creo que las películas de Bond fueron una gran influencia en términos del tono. En tratar de explicarle al estudio que si ves los primeros films de Bond ves cosas extraordinarias que suceden, pero siempre habrá un tono dentro de ese tipo de películas de acción. No pisas por completo fuera de los límites de la realidad con esas primeras películas y eso ocurre más aún con esta película, parcialmente como resultado de no filmar todo en la noche. Quiero decir, Batman controla la noche, en Ciudad Gótica, por ende el Joker es más peligroso de día y por ende las escena durante el día se volvieron más interesantes y amenazadoras a la vez. Entonces te preguntas, como va a lidiar con eso Bruce Wayne.

<LA SIGUIENTE PREGUNTA CONTIENE SPOILERS>

P: Con respecto al film, parece no tener final en si mismo. Es en parte por un deseo de darle un guiño al espectador y decirle “Sí, puede haber otra película”, una tercera parte, en especial porque el Joker se le deja colgando… literalmente.

CN: No en realidad no se trataba de eso. Sabía lo que quería hacer con el final antes de tener toda la historia completa y, sin dar mucho a conocer del final, quise ponerle una sensación de que estaba completo en si mismo. No es lo mismo que tener una sensación de final de historia, al final de la película. Hay una emoción en particular al final del film y algo en particular que nos hacia decir que la historia copletamente volvía a Batman, para que así volviera a ser una película de Batman, después de haber estado expuesto a un gran número de distintos personajes interactuando de formas extraordinarias entre si. Al final del día queríamos remarcar la relevancia de nuestro héroe, nuestro personaje central.

P: ¿Harás “The Prisoner” antes de la tercera parte?

CN: Honestamente no sé que voy a hacer. Terminé con esta película la semana pasada y estoy muy entusiasmado de ver que pasa con ella, pero nervioso también, de ver que es lo que piensa la audiencia.

P: Dijiste que tuviste la idea del final desde un principio. ¿Tienes un plan para llegar a un nuevo final en la tercera parte?

CN: No. Lo que puedo decir es que no sé que es lo que voy a hacer ahora. Creo que guardarse cosas para una secuela es un error, tienes que poner todas las ideas que tienes en el film en el que estás trabajando en el momento e intentar hacer de él lo más grande que pueda llegar a ser.

P: Gracias Chris.

Con respecto al tercer film, David S. Goyer, guionista que junto a Nolan creó Batman Begins y The Dark Knight indicó “con Chris hemos hablado el tema muy a la ligera. Nos asusta el resultado, ¿será tan grande como los dos films que la preceden?, ¿podremos superarnos? Es un gran desafío. Yo ya tengo un villano en mente, que no nombraré. Chris es muy quisquilloso al respecto. De todas formas, de no haber una tercera parte, creo que los dos films se sostienen bien por sí solos”. ¿Que tal? Conociéndo su forma de trabajo, seguro que ya tienen algo avanzado… ¡ojalá!