Durante la Segunda Guerra Mundial, la prolífera industria bélica alemana no sólo les había permitido a los Nazis conquistar toda Europa, sino que además les había generado un enorme hoyo en sus arcas financieras. Con la intención de reparar esto y, a la vez, sabotear la economía de los Aliados, el Tercer Reich ideó un plan para hacer circular cientos de millones de Libras y Dólares falsos. Dicho plan, conocido como Operación Bernhard, fue la mayor falsificación de todos los tiempos, una de las más peligrosas armas de guerra de la Alemania Nazi y fue llevada a cabo por un grupo de judíos. Esta es su historia.

Con la intención de hacer sucumbir la economía del Reino Unido, Reinhard Heydrich ideó un plan, aprobado por Heinrich Himmler y llevado a cabo por el Mayor de la SS Bernhard Krüger, que buscaba introducir en el mercado enemigo, millones de billetes falsos de 5, 10, 20 y 50 libras. Conocida como Operación Krüger u Operación Bernhard (ambas denominaciones nacen del Mayor que la coordinaba), tenía como mano de obra principal a prisioneros judíos, la mayoría de ellos profesionales, de los campos de concentración de Auschwitz y Sachsenhausen. El más brillante entre esos prisioneros era Salomon ‘Sally’ Sorowitsch (Karl Markovics), uno de los más grandes falsificadores de la Alemania Nazi, quien fue capturado por Friedrich Herzog (Devid Striesow) y posteriormente asignado al grupo que se encargaría de crear los billetes falsos, entre quienes se encontraba Adolf Burger (August Diehl), un judío que se negaba sistemáticamente en ayudar a los Nazis, saboteando el trabajo de sus compañeros. Luego de lograr crear una copia perfecta de los billetes ingleses, los Nazis les ordenaron seguir con el esquivo dólar, sin embargo, el actuar de Burger retrasa el cumplimiento de este objetivo, poniendo en jaque a todos los prisioneros y enfrentándose a Sorowitsch, cuyo objetivo primordial es proteger la vida de todos sus compañeros falsificadores.

Die Fälscher, conocida en Estados Unidos como The Counterfeiters y en Chile como Los Falsificadores, se basa en la novela homónima de Adolf Burger y en su experiencia en el equipo de falsificadores que trabajó en el campo de concentración de Sachsenhausen. Ganadora del Oscar a la Mejor Película Extranjera 2008, la cinta del director austríaco Stefan Ruzowitzky nos transporta a los grisáceos, fríos, inhóspitos e inhumanos campos de concentración Nazi, pero pone la brutalidad que se vivía ahí bajo un nuevo prisma y relata una historia poco conocida hasta ahora, el audaz plan alemán para hacer colapsar la economía británica y estadounidense. Lo mejor de esta cinta son sus actuaciones, todas de gran nivel y su correcta ambientación. Aunque cae en un pequeño letargo a eso de la mitad del metraje, vale la pena verla.

TRAILER: DIE FÄLSCHER

FICHA TÉCNICA
Nombre: Die Fälscher
Año: 2007
Duración: 98 minutos
Dirigida y escrita por: Stefan Ruzowitzky
Basada en la novela de: Adolf Burger
Protagonizada por: Karl Markovics, August Diehl, Devid Striesow, Martin Brambach, August Zirner, Veit Stübner, Sebastian Urzendowsky y Andreas Schmidt
Producida por: Magnolia Filmproduktion, Babelsberg Film, Beta Cinema, Filmförderung Hamburg, Josef Aichholzer Filmproduktion, Studio Babelsberg Motion Pictures GmbH y Zweites Deutsches Fernsehen (ZDF)

Anuncios