¿Quién no ha tenido una polola (novia) que parece ser perfecta en todos los sentidos, linda, simpática, exitosa y que a la vez te manda directo a la mierda cuando te informa que desea terminar contigo? Cuando eso ocurre, el objeto de nuestro deseo se convierte en una mina odiosa, nuestra peor enemiga y más aún nos empuja, sin que estemos consciente de ello, a cometer las estupideces más grandes por despecho, por pena o por rabia. Eso es lo que le ocurre a Peter Bretter (Jason Segel) cuando su conocida novia, Sarah Marshall (Kristen Bell), lo manda a freír espárragos a la China, siendo Forgetting Sarah Marshall, del director Nicholas Stoller y el productor Judd Apatow, la historia de la caída y el intento de ponerse de pie de un martir del género masculino, quien iniciará un viaje más mental que físico en busca de la estabilidad perdida.

Sarah Marshall, interpretada por la preciosa Kristen Bell, es una exitosa actriz del programa de televisión “Crime Scene: Scene of the Crime”, una parodia de “CSI: Crime Scene Investigation”, que está de novia con el no-del-todo exitoso Peter Bretter (Jason Segel), quien también trabaja en el programa poniendo la música  que marca el tono lúgubre de la serie. Un día en que Peter se encuentra vagando en su casa, lo cual aparentemente es lo usual, Sarah llega de sorpresa a decirle que la relación se acabó y que hay alguien más. Devastado por la pena y en pleno viaje a la autodestrucción, Peter decide que lo mejor es irse de viaje un tiempo a Hawaii para alejarse de todo lo que le recuerda a su ex novia. Sin embargo, al llegar al hotel donde lo atiende en recepción Rachel Jansen, interpretada por la exquisita Mila Kunis, Peter se da cuenta que en él también se hospedan su ex novia y el tipo por el cual lo dejó, el famoso cantante británico Aldous Snow (Russell Brand). En esta incómoda situación Peter tendrá que intentar mantenerse ocupado para no seguir deprimido por la ruptura y de paso ver si en Rachel encuentra a su nueva media naranja.

La película producida por el nuevo rey de la comedia estadounidense Judd Apatow, dirigida por Nicholas Stoller y escrita y protagonizada por Jason Segel es una entretenida visión de uno de los momentos más terribles de los hombres, cuando somos pateados y quedamos despechados tratando de entender que fue lo que pasó. Aunque los niveles de humor son menores que en Knocked Up (cuya crítica puedes leer AQUÍ) o Superbad (cuya crítica puedes leer ACÁ) es una película de todas formas entretenida, que se sustenta más que en el guión, que pudo ser mejor, en muy buenas y convincentes actuaciones. Kristen Bell está chistosa cuando debe serlo, está hot cuando debe serlo y está muy triste en los momentos de drama, mientras que Jason Segel interpreta muy bien a un tipo despachado, medio estúpido, pero que poco a poco va intentando repuntar. Quien a ratos se roba la película es el casi desconocido, fuera de Inglaterra, Russell Brand como el músico británico Aldous Snow. Mila Kunis está correcta en su rol y asume a la perfección ser a ratos el cable al aire (claramente no es el cable a tierra) del protagonista. Los personajes secundarios también aportan mucho a la cinta, como es el caso del gracioso Jonah Hill, Paul Rudd, Jack McBrayer, Bill Hader, Davon McDonald y Taylor Wily. Forgetting Sarah Marshall no es la mejor película cómica del último tiempo, sin embargo, es un entretenido ejercicio de humor en el que más de alguno se verá reflejado.

TRAILER: FORGETTING SARAH MARSHALL

FICHA TÉCNICA
Nombre: Forgetting Sarah Marshall
Año: 2008
Duración: 112 minutos
Dirigida por: Nicholas Stoller
Escrita por: Jason Segel
Protagonizada por: Jason Segel, Kristen Bell, Mila Kunis, Russell Brand, Bill Hader, Jonah Hill, Paul Rudd, Liz Cackowski, Jack McBrayer, Taylor Wily y Maria Thayer
Producida por: Apatow Productions