Hay que partir diciendo que Hancock no es una película para todos. Quienes la disfrutarán de verdad son los fans del subgénero de los superhéroes y uno que otro amante de la acción con contenido, es decir que las explosiones y las balas tengan sentido en relación a la historia que se presenta. Dicho esto, debo contarles que esta es una de las películas que más me ha entretenido en el último tiempo y que incluso me tuve que aguantar de no ponerle 5 estrellas, ya que el hecho de que no sea universal para todos los públicos y que uno que otro tornillo no esté del todo apretado, le resta algunos puntos. Hemos estado bombardeados por adaptaciones de comics y apariciones en la pantalla grande de conocidos superhéroes, sin embargo, en el caso de Hancock recibimos una bocanada de aire fresco al presentarse como una alternativa original para contar una historia poco original. Si Unbreakable de M. Night Shyamalan nos llevó a conocer el génesis de un superhéroe, Hancock de Peter Berg nos muestra el superhéroe más humano que todos los vistos hasta ahora, huraño, antipático, prepotente y borracho, todas cualidades difíciles de ver en un superhéroe del mundo del cine.

John Hancock (Will Smith) pasa por un ebrio más de Los Angeles, sin embargo, lo que menos tiene es ser normal. Además de borracho, antipático, presumido y prepotente, Hancock tiene varios superpoderes, entre los que destacan su habilidad para volar, su gran fuerza y su invulnerabilidad. A pesar de todo esto, se gana el odio de la ciudad al dejar una estela de destrucción a su paso cada vez que pone su habilidad en servicio de la comunidad. Su último acto heróico es salvar de una muerte segura al publicista Ray Embrey (Jason Bateman), quien en agradecimiento le ofrece realizar un lavado de su imagen para lograr ser aceptado por la ciudad. Abriéndole la puerta a su hogar, Embrey intentará transformar al antisocial de Hancock en un respetado superhéroe, sin embargo, primero tendrá que convencer a su reticente esposa Mary (Charlize Theron) quien no ve con muy buenos ojos tener cerca a Hancock, pero por más razones de las que se atreve a confesar.

Lo dije antes, si Unbreakable de M. Night Shyamalan nos presenta a un tipo común y corriente que tiene que aprender a convertirse en superhéroe, Hancock de Peter Berg nos muestra a un superhéroe muy humano, tanto que brilla por sus defectos. Es una interesante y entretenida forma de mostrarnos la historia de un superhéroe, la cual nos deja claro que la habilidad no es suficiente como para convertirse en alguien grande, sino que también es necesario un proceso interno que lo lleve a ver su función en un mundo en el cual tiene que convivir, le guste o no, con otras personas. Utilizando muy bien el humor, por primera vez podemos ver a un superhéroe idiota, que actúa como un humano rencoroso cuando se ve atacado y como un bruto desadaptado en toda ocasión. Jason Bateman como de costumbre está genial, con su humor diferente sirviendo de facilitador para las escenas cómicas sin, aparentemente, hacer mucho. Charlize Theron también está muy bien, aunque me habría gustado ver un poquito más de su enigmático personaje, mientras que Will Smith entrega un papel muy creíble y con el cual uno se logra identificar rápidamente… y no es que diga que todos los que se sientan identificados sean igual de asqueroso que el personaje de Smith al principio de la cinta, sino que creo que a más de alguno se le habrá pasado por la mente usar algún superpoder en contra de alguien que le haya hecho daño.

No puedo dejar de preguntarme como habrá sido el guión original, ya que esta cinta, titulada en un principio como “Tonight, He Comes”, era mucho más oscura y tenía la intención de mostrar a un superhéroe claramente negro (¡de alma, no de piel!), con mayores defectos que los vistos en Hancock, sin embargo, dicho guión fue definitivamente re escrito y suavizado a petición del estudio. Creo que nunca sabremos como habría sido la cinta así, si hubiese ganado o hubiese perdido (en particular con la eliminación de las escenas de humor), sin embargo, lo que está claro es que es un ejercicio más que interesante y entretenido. Para los amantes del género absolutamente vale la pena verla, incluso a pesar que los efectos CGI no son de los mejores.

Descarga Hancock a continuación.

TRAILER: HANCOCK

FICHA TÉCNICA
Nombre: Hancock
Año: 2008
Duración: 92 minutos
Dirigida por: Peter Berg
Escrita por: Vincent Ngo y Vince Gilligan
Protagonizada por: Will Smith, Charlize Theron, Jason Bateman, Jae Head, Eddie Marsan, David Mattey y Maetrix Fitten
Producida por: Columbia Pictures, Relativity Media, Blue Light, Weed Road Pictures, Overbrook Entertainment, Forward Pass y GH Three