Platón dijo “Cada lágrima enseña a los mortales una verdad”. Creo que más de alguno que vea el documental The Corporation derramará unas cuantas. De los directores Mark Achbar y Jennifer Abbott, The Corporation es a nivel de documental lo que la pastilla roja fue para Neo en The Matrix, nos abre los ojos, en especial a quienes no sólo los teníamos cerrados, sino que además eramos sordos o simplemente no queríamos escuchar. Hace 150 años las corporaciones eran instituciones insignificantes, sin embargo, hoy es una presencia viva, dramática y persuasiva en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida. Al igual que la Iglesia Católica, la Monarquía y el Partido Comunista en otros tiempos o lugares, la Corporación es hoy la institución dominante.

De suerte me topé con este documental mientras hacía zapping en la madrugada de un día de Junio de 2004. Luego de verla por algunos instantes me di cuenta que no se trataba de una película, sino que de un documental anti-corporaciones en el cual prácticamente se satanizaba a las empresas de propiedad privada. Estuve a punto de cambiar el canal, pensando que no era más que una versión para TV del griterío revolucionario e infantil de grupos anti globalización, pero le di una oportunidad para ver de qué trataba. No pude más que sorprenderme ante lo mucho que desconcía y lo muy equivocado que estaba en cuanto a temas que antes defendía a brazo partir.

Basada en la novela homónima de Joel Bakan, The Corporation le da una mirada al frío y calculador mundo empresarial, haciendo un análisis descarndo de él casi como si fuera una persona con un desórden piscopático. El documental nos muestra como , luego de la Guerra Civil estadounidense, las corporaciones se aprovecharon de una Ley destinada a resguardar los intereses de los antiguos esclavos como personas con derecho, como el de la compra de propiedades. Las corporaciones vieron en eso la oportunidad para crecer. Con la ayuda de importantes oficinas de abogados lograron que, no solo en EE.UU., sino que en prácticamente todo el mundo se aprobara la existencia de la “persona jurídica”, que permitía que las empresas pudiesen demandar y ser demandas, comprar y ser compradas por terceros, fijando su leit motiv final: las empresas deben facturar a cualquier costo y su principal objetivo siempre debe ser la rentabilidad financiera, por sobre todas las cosas. Sin embargo, la diferencia principal entre una persona y una persona jurídica es que esta última no tiene conciencia moral, y si no se tiene conciencia moral ¿cómo se puede ser persona? El interés y la responsabilidad de las corporaciones es sólo para sus accionistas, no para su entorno o la sociedad en la que se desarrolla.

El documental cuenta con entrevistas y comentarios muy interesantes de parte de personas como Noam Chomsky, Peter Drucker, Michael Moore y Milton Friedman, entre otros, quienes con sus comentarios nos permiten entender de mejor manera la imagen panorámica que los autores quieren hacernos ver. Las empresas de propiedad privada, de cumplir las reglas, sirven y ayudan a las comunidades, sin embargo, existen muchas que se aprovechan de sus trabajadores, de las ambigüedades de las leyes ambientales y, sin duda, de la estupidez de algunos de nuestros líderes. The Corporation nos lleva a un viaje del terror, a industrias abusivas de El Salvador, a lagos y ríos contaminados en el corazón de los Estados Unidos, a las cortes de justicia donde se decreta que una corporación puede recibir una patente por un gen manipulado, es decir, patente de una entidad viva. Monsanto, Fox News, Pfizer, Liz Claiborne, Shell y muchas otras son puestas bajo la lupa de los investigadores y a los ojos críticos de los espectadores.

Ganadora del premio al Mejor Documental del Festival de Cine de Sundance, junto con otros 10 premios, The Corporation es uno de esos documentales que debe ser visto por todos, en colegios, universidades, al interior de un hogar. Es importante discutir estos temas entre nuestros pares para poder generar cambios y no dejar de hacerse preguntas sobre si estamos haciendo lo correcto en cuanto a la forma de gobernar nuestras vidas. Para terminar con una cita, al igual que como comencé esta entrada, ya lo decía Einstein; “Lo importante es no dejar de hacerse preguntas”.

TRAILER SUBTITULADO: THE CORPORATION

FICHA TÉCNICA
Nombre: The Corporation
Año: 2003
Duración: 145 minutos
Dirigida por: Mark Achbar y Jennifer Abbott
Escrita por: Joel Bakan
Narrada por: Harold Crooks, Mark Achbar y Mikela J. Mikael
Con la participación de: Noam Chomsky, Michael Moore, Milton Friedman, Peter Drucker, Víctor Hugo Daza, Steve Wilson, Ray Anderson y Jane Akre
Producida por: Big Picture Media Corporation