Les tengo dos malas noticias. La primera es que se hará una película live-action de la excelente serie de animación japonesa Cowboy Bebop y la segunda es que será protagonizada por Keanu Reeves en el rol de Spike, el líder de la banda de busca recompenzas del futuro. No sé cual es la manía de los productores gringos de llevar al mundo de la carne y los huesos historias de animación que ya funcionan bien en el 2D. El desastre que presenciaremos con Dragonball Evolution y el casting de dudosa calidad de Avatar: The Last Airbender son una muestra de la mala planificación que se realiza a la hora de llevar una serie de animé a la vida real. De acuerdo a lo declarado por Reeves a MTV Movie Blogs, en este momento se encuentra trabajando junto al productor Erwin Stoff, con quien ha hecho pareja en innumerables proyectos como Bill & Ted’s Bogus Journey, The Devil’s Advocate, The Matrix, Constantine y The Day the Earth Stood Still (cuya crítica pueden leer AQUÍ) entre otros, en la adaptación de la historia animada a una cinta de 120 minutos de duración. Cuando se le indicó lo difícil que parecía ser adaptar un universo tan complejo como el de Cowboy Bebop a una película live-action, Reeves respondió “Sí… pero es por eso que la queremos hacer”. Ojalá que no estemos ante el génesis de un nuevo desastre, pero considerando que la productora es la 20th Century Fox, la misma de Dragonball Evolution, no queda más que ponerse a rezar.

Anuncios