Hace algunos días un juez de la corte de California declaró que los derechos de producción y distribución de Watchmen, del director Zack Snyder basada en la novela gráfica de Alan Moore y Dave Gibbons, pertenecían a la 20th Century Fox, razón por la cual se especulaba que ambos estudios podrían buscar llegar a un acuerdo con tal de evitar el juicio y la posible suspensión indefinida del estreno de la cinta, agendado en Chile para el próximo 5 de Marzo. Un acuerdo así significaría para la Fox ganar, sin hacer nada, varios millones de dólares por la co-distribución del film, sin embargo, de acuerdo a la Associated Press un abogado de la 20th Century Fox indicó que seguirán buscando evitar el estreno de la película. Al otro lado de las trincheras, un abogado de la Warner Bros. indicó que el “juicio es necesario, ya que un acuerdo es poco probable”. El inicio del juicio está agendado para el 20 de Enero y todo puede pasar. Claramente ambos estudios van en curso de colisión directa y ninguno de los dos va a querer dejar ganar al otro. ¿Quiénes pierden? Los fans. La situación ahora se puso color de hormiga y tendremos que esperar algunas semanas más para saber como se desarrolla el juicio.