Dudaría de la credibilidad de esta noticia si no fuera porque nació del guionista Steve Kloves quien trabajó codo a codo con J.K. Rowling en la adaptación al cine de su obra y, además, fue publicada por el prestigioso diario inglés The Independent. La noticia, publicada el 28 de Diciembre (ojo, los anglos no celebran el día de los inocentes en esa fecha, por ende no es una noticia falsa) indica que tras el abandono hecho por la Disney a la historia de las Crónicas de Narnia, es ahora la Warner quien tiene dudas sobre el desarrollo de los próximos films de la saga de Harry Potter. De acuerdo a lo indicado por Kloves el estudio está preocupado debido a la baja en las expectativas de los fans, debido a que ya no hay nuevos libros de la historia. La razón me parece un tanto ridícula, considerando la enorme expectativa existente por el retrasado estreno de Harry Potter and the Half-Blood Prince y que la saga del pequeño mago le ha permitido a la Warner engrosarse varios millones de dólares. Lo más probable es que debido al temor a la crísis económica mundial el estudio esté revisando la planificación de estrenos de la última historia, titulada Harry Potter and the Deathly Hallows, la cual se dividiría en dos a exhibirse en 2010 y 2011 respectivamente. Será cosa de esperar y ver que la enajenada reacción de los fans obligue a la Warner a retractarse de sus planes.