Imperdible

Cuando vi por primera vez el trailer de Ghost Town, del director David Koepp (el mismo de las disímiles Secret Window y Stir of Echoes) me pareció una ridiculez en potencia, una peliculita de humor fácil y sin sentido con una historia para nada original osea, un tipo común y corriente que comienza a ver fantasmas los cuales le piden ayuda para resolver sus asuntos pendientes… Heart and Souls con Robert Downey Jr. y The Frighteners con Michael J. Fox son dos ejemplos de películas de humor con una trama bastante parecida. Sin embargo, esta película es distinta, principalmente debido a la participación del genial Ricky Gervais, quien se hiciera conocido por su rol en la exitosa serie de humor británica “The Office” y porque su mensaje entre líneas queda bastante claro. No estamos solos en el mundo y por ende no podemos actuar de forma egoista, ya que cuando nos demos cuenta que necesitamos de una mano amiga puede que ya sea muy tarde.

El dentista Bertram Pincus (Ricky Gervais) es un tipo absolutamente desagradable, un HDP de aquellos, misántropo, malhumorado, odioso, poco amigable, frío y muy solitario. En su vida no cabe el buen humor, la simpatía, ni siquiera una palabra amable o un acto de buena fé al prójimo. Pincus es una isla y como tal, siente que cualquier interacción con otro ser humano además de innecesaria es totalmente desagradable. Un tipo tan obsesivo como él (‘anal retentive’ es el acertado término en inglés) no podía sufrir de una condición más adecuada para su personalidad, el estreñimiento. Debido a esto, Pincus debe ir al hospital a recibir tratamiento médico, momento en el cual muere por unos pocos segundos. Al volver a su idiota vida, se da cuenta que algo ha cambiado, un grupo de extrañas personas se sorprenden de que él los pueda ver y comienzan a seguirlo. Debido a su fobia social Pincus escapa, sólo para toparse con el más persistente de esos personajes, un tipo que usa un smoking y que se llama Frank (Greg Kinnear) quien le cuenta que tanto él como todos los demás perseguidores del dentista son muertos y ya que Pincus los puede ver, necesitan de su ayuda para resolver sus temas pendientes y así poder volar al paraíso. Reticente a escuchar y ayudar, no le queda más que escuchar la historia de Harry, quien le cuenta que su viuda se casará con un tipo que no le conviene y necesita de la ayuda del dentista para evitar que eso ocurra. Esta no será una tarea fácil para Pincus, ya que debido a su “personalidad magnética”, ha tenido desafortunadas interacciones anteriores con la mujer (que vive en su mismo edificio). Sólo descubriendo su yo interior y su verdadero (y original) sentido del humor Pincus buscará acercarse a Gwen (Téa Leoni), pero el camino del autodescubrimiento nunca es sencillo e indoloro.

Lo primero que hay que decir es que Ghost Town sería una película menos potente si no contara con Ricky Gervais, en mi humilde opinión el mejor actor cómico de los últimos años, pero también hay que decir que aunque la historia es bastante sencilla en terminos de propuesta, el director y guionista David Koepp y el escritor John Kamps logran darle un toque que la aleja de las típicas películas de humor de consumo masivo, que luego de verlas las olvidas completamente. El actor principal es absolutamente memorable y a pesar de lo idiota es entrañable y podría verse de nuevo en otra historia. Además, en medio de bromas simples logran transmitir un mensaje importante y que calará en las personas que han vivido un renacimiento espiritual. Muchas veces, estando en una situación de peligro (mortal o no tanto) suplicamos por una oportunidad más, para hacer bien las cosas, para comenzar de cero, para empezar a vivir de verdad. La película nos cuenta que si no actuamos ahora, si no cambiamos lo que en el fondo sabemos que está mal con nosotros, pero por miedo o vergüenza nos negamos a reconocer, tal vez termine siendo demasiado tarde para cambiar y disfrutar esta única vida que tenemos para hacerlo (a menos que creas en la reencarnación, pero por eso esta crítica se centra sólo en quienes creen en que tienen solo una vida, los demás abstenerse de leer por favor). En definitiva, quienes tienen los “asuntos pendientes” no son los fantasmas, somos nosotros mismos y la existencia de las almas en pena en la película ayudan como catalizador de la parte emotiva de la historia, del haber amado y haber perdido, pero a pesar de todo seguir adelante. Tal vez les parezca una exageración las 5 estrellas, tal vez depende del estado de ánimo en que uno este cuando vea esta película, tal vez, tal vez… sea como sea, Ricky Gervais y compañía entregan gratos momentos de humor y el director David Koepp y el guionista John Kamps hacen lo propio con una historia de amor que va más allá del amor de pareja, una historia del amor propio y de como evolucionar emotivamente ante tu entorno.

TRAILER: GHOST TOWN

FICHA TÉCNICA
Título: Ghost Town
Año: 2008
Duración: 102 minutos
Dirigida por: David Koepp
Escrita por: David Koepp y John Kamps
Protagonizada por: Ricky Gervais, Greg Kinnear, Téa Leoni, Bill Campbell, Dana Ivey, Aasif Mandvi, Kristen Wiig y Jeff Hiller
Producida por: DreamWorks SKG, Paramount Pictures, Pariah y Spyglass Entertainment