Buena

Hay directores que tienen un estilo claramente reconocible, incluso para aquellos que no son tan asiduos al séptimo arte, me refiero por ejemplo a Tim Burton, cuya loca imaginería nos ha transportado una y otra y otra y otra vez a mundos fantásticos y misteriosos. Sería raro ver que Burton hiciera una película de acción convencional o una comedia romántica. Ese mismo fue el gran problema de Guy Ritchie, también conocido como el ex esposo de Madonna. Su reconocido estilo, que nos presentaba historias de humor negro y entrañables personajes del bajo mundo londinense, se ganó un espacio entre los amantes del cine y sus personajes de moralidad cuestionable e inteligente sentido del humor se convirtieron en el ícono de sus películas. Lock, Stock and Two Smoking Barrels y la gloriosa Snatch. fueron sus máximos exponentes, para luego dedicarse a filmar una cinta de dudosa calidad (probablemente debido al influjo malévolo de Madonna) como Swept Away protagonizada por la mismísima Reina del Pop. En 2005 decide volver, con poco éxito al mundo criminal con Revolver, pero no es sino que con RocknRolla que podemos decir que Guy Ritchie ha vuelto a ser Guy Ritchie.

Un grupo de vulgares, pero inteligentes ladrones londinenses llamados The Savages (Gerard Butler, Idris Elba, Matt King, Geoff Bell y Tom Hardy), un despiadado criminal convertido en empresario (Tom Wilkinson) y su mano derecha (Mark Strong), un frío empresario ruso (Karel Roden) y su aventurera contadora (Thandie Newton) chocarán entre si, sin darse cuenta de cómo o por qué pasaron las sucesos que los empujaron a estar en peligro, aunque todos compartirán un grado de responsabilidad. Sus historias, unidas por hilos conductores que sólo los espectadores más despiertos serán capaces de comprender, los personajes se enrredarán en medio del pujante negocio de las bienes raíces en la capital del Reino Unido. El robo de la pintura de la suerte del ruso Uri, que a su vez se la había prestado al empresario Lenny hará que el bajo mundo londinense inicie una búsqueda implacable por quien aparentemente es el ladrón, la estrella de rock Johnny Quid (Toby Kebbell), quien se presumía estaba muerto. Mientras tanto, Uri recibe otro golpe al sufrir la pérdida de 7 millones de euros que debía entregarle a Lenny para “acelerar” los trámites para la construcción de un importante proyecto inmobiliario que tiene el ruso en la ciudad. Sin saber en quien confiar y con cada grupo luchando por su sobrevivencia, la pintura se convertirá en el Santo Grial y en el motivo por el cual todos iniciarán una desesperada carrera que los llevará finalmente a chocar unos con otros.

A ratos muy enrredada (tuve que retroceder un par de veces para poder enteder de qué hablaban) a ratos dramática, a ratos graciosa, pero siempre muy entretenida. Guy Ritchie no reinventa la rueda ya que simplemente copia un modelo que le ha traído buenos resultados antes, pero a diferencia que con Revolver aquí lo hace bien y todo funciona perfecto y, aunque la trama puede parecer complicada de seguir, logra salir del paso bien y sin recurrir a recursos facilones. Partiendo por un casting excelente, con un Tom Wilkinson siempre soberbio, un canchero y atolondrado Gerard Butler, una sexy y peligrosa Thandie Newton, un irreconocible (pero para bien) Mark Strong, una agradable sorpresa llamada Toby Kebbell, un simpático Idris Elba, un Karel Roden claramente inspirado en el dueño del Chelsea, el ruso Roman Abramovich y un excelente elenco de reparto. La puesta en escena es como siempre magnífica y nos hace sentir estar en ese Londres alejado de los circuitos turísticos, ayudado por una genial banda sonora, incluso mejor que la de Snatch.

Se preguntarán entonces, ¿en qué falla esta película? En poco la verdad. En realidad tal vez en nada, pero ya que  se trata de algo que ha sido visto antes su originalidad no es de las mayores. Porque aunque Burton filma parecido, sus historias son distintas, Ritchie se centra sólo en el mundo criminal, por ende algunos personajes se parecen y algunas situaciones podrían verse casi como un deja vu. Hay que reconocer que RocknRolla es una buena y entretenida película que les hará pasar a los amantes del género un grato momento… es de esperar que si es que se llega a filmar “The Real RocknRolla” sea mejor que la original.

TRAILER HD: ROCKNROLLA

FICHA TÉCNICA
Nombre: RocknRolla
Año: 2008
Duración: 114 minutos
Escrita y Dirigida por: Guy Ritchie
Protagonizada por: Gerard Butler, Tom Wilkinson, Thandie Newton, Mark Strong, Idris Elba, Karel Roden, Jeremy Piven, Nonso Anozie, Geoff Bell, Tom Hardy, Matt King, Ludacris, Toby Kebbell, Dragan Micanovic, Mario Woszcycki y Alex Kovas.
Producida por: Dark Castle Entertainment y Toff Guy Films