La crísis económica mundial no se compara a la crísis creativa que afecta a Hollywood desde hace casi un año. No hay que ser ciegos, desde que Hollywood es Hollywood han recurrido a remakes y remakes de remakes, reciclajes de ideas y cosas similares para pasar por nuevos a productos que llevan años delante de nuestros ojos. Creo que aunque no es lo mejor, es una herramienta válida, siempre y cuando respeten las historias originales, a los fans y sean un aporte al rico universo de donde nace el producto original. Esperpentos como Dragonball Evolution, Max Payne (cuya crítica puedes leer AQUÍ), Garfield y Scooby-Doo son ejemplos del desagradable producto final que nos entregan. El caso de esos últimos dos, la calidad fílmica de personajes de carne y hueso interactuando con animaciones CGI, sin contar con los paupérrimos guiones, debían haber sido más que suficientes como para evitar que algo así se volviese a repetir. Sin embargo, Variety da la muy mala noticia que Warner Bros. iniciará la filmación de esta película junto al productor Dan Lin, el mismo de Terminator Salvation y Sherlock Holmes. La historia será una caca por supuesto… veremos el origen de los personajes, su mala onda previa y luego se perderán en algun lugar de Chicago, razón por la cual tendrán que trabajar juntos para volver a casa. No sólo se trata de un remake de personajes sino que también de guión, ya que es una historia manoseada hasta el cansancio anteriormente. Una lastima para quienes conocimos a Tom y Jerry originales, en esas largas tardes de Canal 13 y que luego tuvimos que soportar a los insufribles Tom y Jerry Kids. Claramente Tom y Jerry Live Action será un nuevo punto bajo para Hollywood y una burla a los fans.