Si fueron niños a mediados de los años 80’s y en su videoclub favorito no había otra película que arrendar, seguramente recordarán La Historia Sin Fin (The Never Ending Story / Die Unendliche Geschichte), del genial Wolfgang Petersen. Y no es que fuera mala, pero sin duda era muy extraña para la época. Adelantada en su tiempo, esta debe ser la precursora de las películas de Narnia y de Harry Potter, ya que se centraba en la vida de un niño llamado Bastián (no puedo creer que aún me acuerde) que descubre un mágico libro que lo transporta a una tierra idem. Lo más top del cuento (da lo mismo el cuándo, el cómo y el por qué) es que el niño viajaba sobre el lomo de un dragón-perro. La historia tuvo una mala segunda parte y una absolutamente olvidable tercera, pero no por eso no iba a tener su remake respectivo. La Warner declaró que tiene la intensión de mostrar toda la mitología y los detalles que el film de Petersen no mostró (se basa en un cuento alemán del escritor Michael Ende), razón por la cual declaran que harán una historia que se aleje lo más posible de la cinta original… como que da miedo.