La crísis está golpeando fuerte a Estados Unidos y ya que aún no se vislumbra luz al final del túnel, los estudios están reestructurando sus planes de acción para los próximos años. En este marco Marvel anunció que su megaproyecto comiquero, que tenía el objetivo de poner en pantalla grande varias películas de superhéroes, se verá retrasado algunos años. Mientras Iron Man 2, anunciada originalmente para abril de 2010, se retrasa levemente a mayo del mismo año, Thor, del director Kenneth Branagh, pasa del 4 de junio de 2010 al 17 de junio de 2011, siendo compañera de The First Avenger: Captain America, la cual pegará un pequeño salto desde el 6 de mayo de 2011 al 22 de junio del mismo año, aunque por la cercanía con la cinta del dios nórdico es probable que se retrase un poco más. Por su parte la primera película que reuniría a los superhéroes de la Marvel, The Avengers, se pegará un gran salto desde julio de 2011 al 4 de mayo de 2012 y ni hablar de su comentada secuela o de la segunda parte de The Incredible Hulk. Por otro lado, Spider-Man 4 tiene fecha para mayo de 2011, lo cual deja a ese año recargado de proyectos importantes de la Marvel, lo cual podría significar nuevas variaciones en su agenda. Al menos lo único claro y tranquilizador para los fans es que, a pesar de estos nuevos agendamientos, las películas siguen en carpeta y con altísimas posibilidades de desarrollo. Es cosa de esperar un poco más y ver como evoluciona la crísis y la industria del cine estadounidense.