Los remakes están a la órden del día en Hollywood, pero cuando se tocan a las “vacas sagradas” de la historia del cine y la televisión se remece un poco el suelo bajo los Estudios. Es el caso de Los Tres Chiflados, ícono de la comedia y abuelo de las actuales sitcom de la televisión, que por casi tres décadas -entre 1933 y 1970- hicieron reír a grandes y a chicos en todos los rincones del mundo. Es por eso cuando la MGM anunció su remake, agendado para 2010, se apuraron rápidamente en dar a conocer un elenco de cinco estrellas para calmar a las iracundas hordas de octogenarios fans (y uno que otro más joven). La cinta de los directores Bobby y Peter Farrelly, que tienen en su haber a la sobrevalorada There’s Something About Mary, la mediocre Me, Myself & Irene y la infumable The Heartbreak Kid, contará con las actuaciones de Jim Carrey como Curly Howard, Sean Penn como Larry y Benicio Del Toro como Moe, tal cual. La vinculación de Carrey no me sorprende, la de Del Toro me extraña un poco, pero la de Penn me impresiona, impacta y deja en shock. Creo que a fuerza de grandes actuaciones esta película podrá destacar, ya que son los mismos Farrelly quienes están a cargo del guión. Será cosa de sentarse y esperar a ver que sale de esto.

Anuncios