De que Sylvester Stallone volvió, pues volvió, que eso sea bueno o malo depende de cada uno. A su exitosa reaparición en Rocky Balboa y a su desastroso (aunque solvente) renacimiento de Rambo ahora se suma su nuevo proyecto, titulado The Expendables, en el cual no sólo es el protagonista sino que también es el guionista y director. La historia es sencilla y cumple con la función de traernos de vuelta algo del cine de acción sin sentido de los años 80’s. Un grupo de veteranos héroes de guerra y paramilitares se unirán, una vez más, para viajar a la salvaje, sórdida y sucia Sudamérica con la intención de sacar del poder a un violento dictador y llevar la paz, la democracia y los McDonald’s a todos los pobres habitantes de ese país. Para tamaña misión, Stallone tendrá que contar con la ayuda de otros grandes del cine musculoide de hace 30 años, como son Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger, Dolph Lundgren, Terry Crews, Eric Roberts y Steve Austin, pero como todos ellos están viejitos tendrán que sumar a los más novatos (al menos en cuanto a cine respecta) Jet Li y Jason Statham. Una película que apunta claramente a la acción de la más tonta, al claro uso de estereotipos (incluyendo el de la mujer tonta; Brittany Murphy y Charisma Carpenter) y, quien sabe, altas dosis de entretención. Es de esperar que al menos cumpla con eso, entretener… aunque sea obligando al espectador a apagar el cerebro por un par de horas. El afiche y el bilboard utilizado en su promoción en Cannes a continuación.

AFICHE Y BILBOARD: THE EXPENDABLES
(Click para agrandar las imágenes)