Antes de entregarles esta noticia, y debido a algunos comentarios en el post anterior, quería contarles el por qué de mi ausencia. Hace dos semanas dejé de escribir en el blog debido a una terrible y muy dolorosa tragedia familiar de la cual aún me estoy recuperando. Es dificil volver a un estado de normalidad cuando se pierde a una persona muy cercana y querida, sin embargo, hay que seguir adelante y por lo tanto decidí que mi regreso debía ser de la mano de una noticia relacionada con un superhéroe, independiente que no sea mi preferido. Resulta que el mundo de los superhéroes nos entrega una cosmovisión perfecta, en la que los buenos ganan y los dolores (en gran medida) se evitan a fuerza de poderes especiales, habilidades increíbles o gran astucia. Nuestro mundo no es así de mágico y carece, muchas veces, del final feliz de aquel mundo imaginario. Que fantástico sería que los paramédicos tuviesen la velocidad de Flash, los ojos con rayos X de Superman, el conocimiento científico de Batman, la empatía de la Mujer Maravilla y el anillo de poder de Linterna Verde, cuyo único límite es la imaginación de su usuario. En fin, vamos a la noticia, ya que el portador del anillo será Ryan Reynolds, quien ya tuvo un brochazo de superheroismo con su participación en Blade: Trinity y más recientemente en X-Men Origins: Wolverine. Reynolds se pondrá bajo las órdenes del director Martin Campbell, el mismo de Casino Royale, y aparecerá vestido de verde en la pantalla grande el 17 de Junio de 2011, así que hay tiempo para ver muchos avances y noticias relacionadas con la trama y el resto del reparto.