Buena

La vida está compuesta de una serie de decisiones a ponderar, oportunidades por aprovechar y otras que se dejan de lado, sea por falta de tiempo, por temor o por poco interés. Sin embargo, no son muchas las veces en que nos podemos abstraer a nuestra propia vida y ver de forma panorámica las decisiones que hemos tomado y las consecuencias que estas han traído. La mayoría de las veces demasiado tarde nos logramos dar cuenta de como esas decisiones han modelado nuestra vida, para bien o para mal. Ese el caso de Harvey Shine (Dustin Hoffman), talentoso compositor convertido en un simple creador de jingles, separado y solitario. La vida de Harvey es triste y constantemente le restriega en la cara algo difícil de aceptar para cualquiera, lo mucho que ha perdido en la vida.

En medio de un difícil momento en su trabajo Harvey Shine (Hoffman) tendrá que viajar a Inglaterra para el matrimonio de su única hija. Perturbado y molesto por un viaje incómodo no reparará en ser empático ante la invasiva Kate Walker (Emma Thompson), encuestadora de una agencia de inglesa que intentará sacarle alguna información que le sea de provecho, pero Harvey no está para perder el tiempo. Alienado por sus propias decisiones y por una familia que le parece cada vez más lejana y desconocida, se encontrará solo en su poco acogedora pieza de hotel en la previa a la recepción oficial, la antesala al matrimonio. Enfrentado a su ex mujer y a su odiosamente respetuoso nuevo esposo, Harvey se presentará como un extraño en ese mundo, sólo para sufrir uno de los mayores golpes que un padre puede recibir; su hija quiere ser entregada en el altar por su padrastro. Golpeado por la vida y con la intensión de volver a EE.UU. lo más pronto posible, un atochamiento lo detendrá y acabará con su trabajo, desmoronando el último bastión de su vida. En medio de esta difícil situación, se encontrará nuevamente con Kate cuya vida está lejos de ser mejor. Solterona, desdichada e incrédula del amor, será la catalizadora de nuevas experiencias para Harvey y, a la vez, este se convertirá en la última gran oportunidad para que Kate comience realmente a vivir.

Last Chance Harvey es, tal como dije antes, una película que nos muestra las oportunidades que se nos dan en la vida, las obvias y las no tanto. Las que harán que nuestra forma de vivir cambie y que nuestra concepción de mundo se transforme, para mejor. Los personajes de Hoffman y Thompson son loosers, pero muy adorables y con los que más de alguno se sentirá relacionado. Los golpes que reciben, la incomodidad a la que se enfrentan, el dolor en sus corazones son sensaciones tan reales, tan bien transmitidas por ambos actores y aprovechadas por el escritor y director Joel Hopkins que traspasan la pantalla. Los primeros 40 minutos nos muestran un drama de dos personas que han perdido toda la esperanza y simplemente se dedican a vivir, sin detenerse a pensar, porque muchas veces pensar es sinónimo de sufrir. Luego de su segundo encuentro y el desarrollo al que nos lleva la historia, podemos ver materializado una historia que cae al borde de la comedia, pero mantiene su eje en la melancolía. El trabajo de Hopkins es excelente en los capítulos más dramáticos de la historia, pero pierde impulso al mostrar el lado bueno de la vida, lo cual aleja a Last Chance Harvey de las cinco estrellas. Los cortos 93 minutos en el que se desarrolla la cinta, hacen parecer que el corte fue más abrupto de lo necesario, que se necesitaba más drama, más giros, más melancolía para lograr continuar transmitiendo de forma eficiente lo que se logró en los 40 minutos iniciales. Sea como sea, la película es buena, sin pretenciones, te deja una rica sensación y nos muestra un mundo absolutamente creíble, con el cual nos podemos relacionar. Vale la pena verla.

TRAILER: LAST CHANCE HARVEY
(Clickea el botón HD para ver en alta definición)

FICHA TÉCNICA
Título: Last Chance Harvey
Año: 2008
Duración: 93 minutos
Dirigida y escrita por: Joel Hopkins
Protagonizada por: Dustin Hoffman, Emma Thompson, Eileen Atkins, Kathy Baker, Liane Balaban, James Brolin y Richard Schiff
Producida por: Overture Films y Process Productions