A los 57 años de edad el legendario actor estadounidense Patrick Swayze falleció hoy en Los Angeles, rodeado de su familia y amigos, luego de una difícil lucha contra el cáncer de pancreas, la cual había hecho pública en mayo del año pasado. Swayze tuvo su debut en el celuloide en 1979 con Skatetown, U.S.A., luego de lo cual saltó a la televisión para realizar pequeños papeles en series y largometrajes. En 1983 protagoniza la poco exitosa serie “Renegades”, la cual le dio la vitrina necesaria para lograr obtener su primer protagónico en la pantalla grande, en la mítica Red Dawn. En la cinta, que mostraba la invasión soviética a EE.UU., Swayze compartió créditos con los jóvenes Charlie Sheen, Lea Thompson y C. Thomas Howell, entre otros. Su participación le permitió aparecer en la conocida serie “North and South”, para luego alcanzar la fama a nivel mundial en 1987 con Dirty Dancing. Los siguientes años fueron exitosos para el actor, que luego de protagonizar varias películas que lo mantuvieron en marquesina, logró alcanzar nuevamente la fama mundial con el drama de ficción Ghost, en el cual compartió pantalla con Demi Moore. Un año después Swayze dió el salto a la acción al protagonizar junto a Keanu Reeves la película Point Break, tras lo cual se cerró el periodo más exitoso de la vida del actor. Las siguientes películas de Patrick Swayze fueron un ir y venir de historias de dudosa calidad, algunas de ellas peligrosamente cercanas a la clase B, incluso fue parte del elenco de Dirty Dancing: Havana Nights, la desastroza e innecesaria segunda parte de la película de 1987. Sin embargo, parte del éxito perdido a principio de los 90’s volvió tras el estreno de su película para la televisión Icon, la cual pavimentó el camino para su participación protagónica en la serie policial “The Beast”, estrenada este año y acortada abruptamente por la enfermedad que lo aquejaba. Una carrera que lentamente repuntaba se vio truncada, lamentablemente, por la mala fortuna. Patrick Swayze será extrañado.

Q.E.P.D.

Anuncios