Hace una semana se acabó el sueño mundialista de Chile razón por la cual hay que volver a la normalidad. Pero debido a que el Mundial aún no llega a su fin, volvamos al ruedo de la mano de una película deportiva que nos muestra parte de la historia reciente sudafricana. Basada en la novela de John CarlinInvictus, del director Clint Eastwood, nos muestra cómo un gran evento deportivo logró unir a una nación fragmentada por el odio y el temor. Poco después de haber elegido al primer presidente negro de su historia, Sudáfrica se convierte en el anfitrión de la Copa Mundial de Rugby, deporte practicado principalmente por el hombre blanco. El presidente Mandela ve en este evento un gran oportunidad para mostrarse al mundo como una nación moderna y para utilizar la participación sudafricana en el medio para alcanzar la unidad, para pavimentar un nuevo trato entre el hombre blanco y la mayoría negra del país.

Es 1995 y tras un año en el cargo el presidente sudafricano Nelson Mandela (Morgan Freeman) debía abordar la organización de la 3ra Copa Mundial de Rugby. En medio de protestas, de suspicacias por parte de los ciudadanos caucásicos hacia su gobierno y de una débil economía el presidente decidirá transformar esta fiesta del deporte en la carta de presentación de Sudáfrica al mundo y la herramienta a utilizar para unir a los ciudadanos del llamado “País del Arcoiris”. Para los negros el fútbol es el deporte rey y ven al rugby como un deporte elitista hecho por y para los blancos. La misión de Mandela será transformar esta idea preconcebida, con la ayuda del capitán del equipo François Pienaar (Matt Damon), y así unir a su pueblo en pos de una histórica victoria deportiva. En el camino Pienaar tendrá que, al igual que Mandela, unir a su equipo y transformar en poco tiempo a Sudáfrica en un serio candidato al título. En el camino se encontrarán con potencias como Australia, Inglaterra y Nueva Zelanda, pero la presión de tener la localía y la responsabilidad de responderle a Mandela harán del equipo Springboks un adversario de temer.

Sin duda esta es una historia digna de película. Cuenta con todos los condimentos para transformarse en algo tan espectacular que podría ser digno de ficción, pero resulta ser la pura verdad y, más aún, una realidad reciente. Sudáfrica lleva pocos años siendo el país que conocemos hoy y se lo debe, principalmente, a la labor que impulsó Mandela desde su cargo como Presidente y desde fuera del Palacio Presidencial. En Invictus el director Clint Eastwood logra plasmar la turbulentos primeros meses de gobierno de la administración Mandela y, a la vez, mostrarnos las dificultades que se vivían al interior del equipo nacional de rugby, conocido como los Spingboks. El guión de Anthony Peckham se hace cargo de la conocida obra de John Carlin, sin embargo, aunque la interpretación de Matt Damon no molesta a ratos (muchos ratos) se muestra muy plana, sin matices, sin profundidad. Por el contrario Morgan Freeman se roba la película. En realidad, habría que decir que Mandela se roba la película ya que cuesta reconocer a Freeman en el rol. Su tono de voz, su pausado ritmo y su comunicación no verbal gritan ser las de Mandela y uno se lo cree sin problemas. Sin duda es en esta película donde vemos desplegada de una manera notable los dotes de imitación que tiene el actor estadounidense.

En sus poco más de dos horas uno siente que le faltó conocer a más personajes, el universo asociado a la organización de la Copa Mundial de Rugby 1995 debió haber sido más grande, pero lo desconocemos. Considerando esta deficiencia y la regular interpretación de Damon, Invictus es de todas formas una buena película, entretenida, pero por sobre todo bastante ilustrativa en cuanto a lo ocurrido en los primeros años del gobierno de Mandela y de la importancia que todos los líderes del mundo deberían darle al deporte. El deporte educa, el deporte te mantiene sano, el deporte reduce los índices de criminalidad. Mandela lo entendió en 1995, es hora que Piñera en Chile, Fernández en Argentina, Calderón en México, García en Perú, Lula en Brasil y Rodríguez en España lo entiendan. Más vale tarde que nunca.

Calificación: Buena

TRAILER: INVICTUS

FICHA TÉCNICA
Nombre: Invictus
Año: 2009
Duración: 134 minutos
Dirigida por: Clint Eastwood
Escrita por: Anthony Peckham
Basada en la novela de: John Carlin
Protagonizada por: Morgan Freeman, Matt Damon, Tony Kgoroge, Patrick Mofokeng, Matt Stern, Julian Lewis Jones, Adjoa Andoh y Marguerite Wheatley
Producida por: Warner Bros. Pictures, Spyglass Entertainment, Revelations Entertainment, Mace Neufeld Productions, Malpaso Productions