Es innegable el parecido entre la ficción y la realidad. Es cierto que Tony Blair no ha sido juzgado, ni siquiera acusado, de crimenes de lesa humanidad y, sin embargo, uno ve reflejado en The Ghost Writer, la última película de Roman Polanski, su paso por el edificio en el 10th de Downing Street y, más específicamente, su complice y a ratos incomprensible relación con EE.UU. No es coincidencia ni una velada crítica, todo lo contrario, la novela del escritor Robert Harris en la cual se basa esta cinta es una abierta crítica hacia la política de Blair en apoyo a las guerras de George W. Bush. En el metraje queda clara en distintas oportunidades, pero nunca tanto como cuando hace aparición la Secretaria de Estado de EE.UU., un clon casi perfecto en forma y tono de la antigua encargada de ese departamento, Condoleezza Rice.

Tras dejar el poder la mayoría de los líderes mundiales se enfocan en una gran tarea, dejar para la posteridad su obra en el servicio público, es decir la redacción de sus memorias. Sin embargo, como bien dice el escritor Robert Harris, tantos años viviendo en la burbuja que el poder forma en torno a ellos la realidad les es esquiva y, por lo tanto, se hace difícil el plasmar en el papel sus recuerdos. Debido a esta enorme dificultad, estas personas y sus casas editoriales contratar escritores fantasmas (también conocidos como “negros”) para mejorar la redacción de los textos, darle más dinamismo a la historia y lograr mayor información con la cual se debe completar los espacios en blanco. Tras sufrir un terrible y misterioso accidente un nuevo escritor fantasma (Ewan McGregor) es elegido para continuar con la redacción de las memorias del controversial ex Primer Ministro británico Adam Lang (Pierce Brosnan). En sólo un mes el escritor tendrá que entregar el borrador final, pero no le será fácil considerando el volátil temperamento del político europeo y las acusaciones de un ex compañero de gabinete, que llevarán a Lang al borde de una acusación en el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

La cinta de Roman Polanski nos muestra que la intriga, el engaño y la manipulación siguen presente en el entorno de un político de talla mundial, independiente que este se encuentre en el ocaso de su vida pública. La gran maquinaria detrás de un mandatario parece protegerlo a él de los ataques externos, sin embargo, la gracia de la cinta de Polanski y de la historia de Harris es que muestran a esa maquinaria, a ese New World Order, como lo que es en realidad una entidad amoral que busca protegerse a si misma, aunque eso signifique sacrificar al líder que antes decidieron proteger. Esta película, que además de la participación de McGregor y Brosnan cuenta con las actuaciones de Olivia Williams, Kim Cattrall, Tom Wilkinson, Jon Bernthal, Timothy Hutton y James Belushi, es una tremenda crítica no social, sino que hacia las grandes instituciones que desde las sombras intentan dirigir el mundo. Para la gran mayoría de las personas, que ven ajenas a esas instituciones, que piensan que son casi míticas o simplemente parte de una falsa teoría de conspiración internacional, esta cinta les parecerá nada más que un entretenido thriller. Para quienes conocen la forma de trabajo de conglomerados como Alcoa, Halliburton o Monsanto, entre otros, la crítica de esta cinta les parecerá clara como el agua. Porque en definitiva de eso se trata The Ghost Writer, de la fusión entre intereses personales con el aprovechamiento político, usando como catalizador los servicios de inteligencia internacional. ¡Uf! En que mundo vivimos.

Lejos de ser la mejor película de Polanski, The Ghost Writer es un film muy interesante cuya historia es mayor que todas las actuaciones y personajes juntos. De hecho el protagonista, el personaje de McGregor, no tiene nombre en el guión. Vale la pena verla, sin dudas.

Calificación: Buena

TRAILER: THE GHOST WRITER

FICHA TÉCNICA
Nombre: The Ghost Writer
Año: 2010
Duración: 128 minutos
Dirigida por: Roman Polanski
Escrita por: Roman Polanski y Robert Harris
Basada en la novela de: Robert Harris
Protagonizada por: Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Olivia Williams, Kim Cattrall, Tom Wilkinson, Jon Bernthal, Timothy Hutton y James Belushi
Producida por: RP Productions, France 2 Cinéma, Elfte Babelsberg Film, Runteam