Imperdible

La Rochelle, Francia. 1941. Los alemanes controlan gran parte del país y usan la ciudad como punto de partida para su letal flota de submarinos, la que intenta arrebatarle la hegemonía a la Real Marina Británica y acabar con las líneas de suministro de Churchill. El submarino U-96 ha sido enviado en una nueva misión y esta vez entre sus tripulantes se encuentra un periodista que busca plasmar, entre sus notas, historias de heroísmo y coraje para transmitir a sus compatriotas. Los tripulantes, todos jóvenes e inexpertos, no aguantan la hora de enfrentarse al enemigo en batalla, mientras que el capitán y el jefe de ingenieros, ambos con años de experiencia, revelan en su rostro la desazón, la desesperanza y, a ratos, la tranquila resignación de quien se sabe muerto en vida. No son pesimistas, son realistas. Después de todo, Hitler envió más de 40.000 hombres a bordo de submarinos y menos de 10.000 volvieron a casa. Sigue leyendo

Anuncios