Tag Archive: Imperdible


Superbad

Superbad
Imperdible

Superbad es la última cinta estrenada del grupo de jovenes escritores y productores del nuevo estilo de hacer comedias en Hollywood. A su haber tienen títulos reconocidos como The 40 Year Old Virgin y Knocked Up, la primera simpática, la segunda muy buena. Sin duda Apatow Productions (del nuevo rey de la comedia, Judd Apatow) va mejorando ya que Superbad es definitivamente Supergood! En algún lado leí que en el fondo esta se trata de una historia épica y sin duda lo es. Seth (Jonah Hill) y Evan (Michael Cera) son dos jóvenes parias sociales en su último año en el colegio, que con la intención de mejorar su imagen y acostarse con el objeto del deseo respectivo de cada uno, deciden hacer lo imposible por conseguir alcohol para la última gran fiesta del año y ser así los héroes de la noche. ¿Otra comedia tonta de adolescentes amantes del copete? No, no, no. Es una historia con adolescentes, pero que nos habla a todos, con un estilo de comedia único y un guión muy bien hecho. Lo mejor de esta película es que cumple con su género, ya que no solo se van a reír, sino que varias veces se sorprenderán con sus propias carcajadas. Sigue leyendo

Anuncios

Imperdible
Bienvenidos a la República Democrática Alemana, la nación estrella de la órbita soviética, donde el frío aire proveniente del este cala hasta los huesos durante los 365 días del año. En este grisáceo país el Departamento Nacional de Estadísticas lo sabe todo, gracias a la ayuda de la todopoderosa y omnipresente Stasi, la policía secreta. Cuántos zapatos compro al año: 2,3. Cuántos libros leo al año: 3,2. Cuántos alumnos aprueban con sobresaliente al año: 6.347. Sin embargo, hay algo que la Stasi dejó de informar y estadísticas dejó de publicar, cuántos suicidios se producen al año. Verán, un suicidio implica que alguien no es feliz y en un país en el que el papá Estado se preocupa de hasta el más mínimo detalle de la vida de su pueblo, sencillamente no deberían haber suicidios (según los burócratas de la RDA “autoasesinatos”). Sigue leyendo

Buena
La mejor forma de descubrir el real valor de una película es llegar a tu sillón preferido o a la butaca del cine sin saber mucho de ella, de esta forma no sólo podemos maravillarnos con estos nuevos descubrimientos sino que además evitamos decepcionarnos. Me ha pasado en varias oportunidades que he visto algunas películas sin tener idea de que es a lo que me estaba enfrentando, es así como pude maravillarme con joyas del cine (por lo menos para mi) como Amélie, Los Infiltrados, Magnolia, El Laberinto del Fauno y más recientemente Mr. Brooks (de la cual pueden leer mi crítica aquí). Sin embargo, también me ha ocurrido lo contrario y me he decepcionado (en distinto grado) con películas que muchos me han dicho que son “increíbles” como Requiem por un Sueño, Garden State, Zodiac y Blood Diamond, las que aunque son buenas, no han sido para mi tan trascendentales como esperaba debido a la cantidad de comentarios previos. En el caso de The Bourne Ultimatum y siendo fan del espía que Matt Damon ya había encarado en dos oportunidades, sabía a lo que me enfrentaba y desde hace mucho lo esperaba con ansias, sin embargo, me sorprendió y preocupó la cantidad de comentarios favorables que tenía la película, tanto así que comencé a pensar que luego de escuchar tantos elogios y tantos “es increíble” para mi resultara ser una película decepcionante… ¡Aleluya hermano, no quedé decepcionado! Sigue leyendo

Mr. Brooks

Mr. Brooks

Imperdible
Si tengo un blog dedicado a películas parece estar demás declararme cinéfilo (cinófilo según algunas luminarias), sin embargo, confieso que son pocas las películas que logran cautivarme lo suficiente como para ovacionarlas de pie (mentalmente claro) una vez que aparecen los créditos. Confieso también, que sabía poco de Mr. Brooks cuando me senté a verla y, lo que sabía, le entregaba tanto puntos a favor como en contra: una película de suspenso policial (una más), actuación de William Hurt (a favor), Demi Moore (no es malo) y de Kevin Costner en el rol principal (gran punto en contra). Era una apuesta, como la mayoría de las películas, la cual jamás me imaginé que, 120 minutos después, me tendría no sólo ovacionándola sino que además, pensando en crear un blog de cine para comentarla. Sigue leyendo