Sí, 4 estrellas de 5. No, no es un error. Sé que me señalarán en las calles, que me putearán, que uno que otro me amenazará y que probablemente se haga un grupo en Facebook que buscará crucificarme, pero la verdad es que estoy siendo honesto conmigo mismo para calificar esta película y, debo decir, es sumamente dificil criticarla, ya que M. Night Shyamalan nos presenta una historia extraña contada de una forma íntima, como es costumbre del director indio, pero con un toque rarísimo muy particular. La verdad es que ni siquiera debería criticarla porque vale la pena que cada uno la vea y saque sus propias conclusiones. Lo que es cierto, es que esta no es el bodrio espantoso e insufrible del que tanto se ha hablado, pero tampoco es una película que deja con la boca abierta, a las que si nos tenía mal acostumbrados Shyamalan.
Sigue leyendo

Anuncios