Sí, 4 estrellas de 5. No, no es un error. Sé que me señalarán en las calles, que me putearán, que uno que otro me amenazará y que probablemente se haga un grupo en Facebook que buscará crucificarme, pero la verdad es que estoy siendo honesto conmigo mismo para calificar esta película y, debo decir, es sumamente dificil criticarla, ya que M. Night Shyamalan nos presenta una historia extraña contada de una forma íntima, como es costumbre del director indio, pero con un toque rarísimo muy particular. La verdad es que ni siquiera debería criticarla porque vale la pena que cada uno la vea y saque sus propias conclusiones. Lo que es cierto, es que esta no es el bodrio espantoso e insufrible del que tanto se ha hablado, pero tampoco es una película que deja con la boca abierta, a las que si nos tenía mal acostumbrados Shyamalan.

Es un día común y corriente en Central Park, Nueva York, cuando una extraño fenómeno comienza a afectar a un gran número de personas que se encontraban realizando diversas actividades de esparcimiento. Todo parece detenerse en el acto y luego muerte. Como un asesino silencioso el extraño fenómeno, que se manifiesta primero con dificultades en el habla, luego con problemas de motricidad, para terminar con el suicidio, comienza a reproducirse en distintos lugares de la Gran Manzana. Esta epidemia, accidente químico o ataque terrorista afecta directamente a las neuronas de una forma tal que anula la capacidad de protegernos de nosotros mismos y es más, incita a que los afectados busque una forma de acabar con sus vidas. Entre medio de este pandemonio Elliot (Mark Wahlberg) un profesor de ciencias en un colegio su esposa Alma (Zooey Deschanel), su colega Julian (John Leguizamo) y la hija de este Jess (Ashlyn Sanchez) deciden escapar de Philadelphia y evitar estar en ella si es que ese siniestro “algo” ataca su ciudad, cosa que finalmente hace al igual que al resto de la costa este de Estados Unidos. Por más que corren, más se sienten atrapados y a punto de ser alcanzados por la amenaza de origen desconocido… tal vez la opción no sea correr, sino esconderse… pero, ¿dónde? y en especial, ¿de qué?

Vi los trailers de The Happening, que posteé religiosamente en este blog, y cada vez me entusiasmaba más. He visto 4 de las películas que Shyamalan dirigió desde su famosa The Sixth Sense y me han gustado todas, en distintos niveles por supuesto. Lady in the Water no la vi, aunque escuché las duras críticas. No me importaba, Shyamalan volvía a los suyo y aseguraba aterrorizarnos con su primera cinta recomendada sólo para mayores de 18 años. Por otro lado, he confesado anteriormente que las historias apocalípticas me atraen bastante, en especial aquellas que ponen a los seres humanos en una encrucijada que lo hace enfrentarse consigo mismo. Sin embargo, a poco de estrenarse en EE.UU., apareció en internet una crudisima crítica contra esta película (la cual pueden leer AQUÍ) que echaba por tierra toda esperanza de ver una gran película. Absolutamente todos los sitios de internet, revistas especializadas y comentaristas de espectáculos en TV decían que esta era una película horrorosa… inclusive un par de lectores de este blog ya comentaron lo decepcionados que estaban. Tanta crítica negativa se convirtió en el combustible necesario para obligarme a ir al cine junto a “El Deo” y la Marcela, con quienes corría el riesgo de convertirme en una víctima más de Shyamalan. 91 minutos después, creo que los tres salimos satifechos con lo visto en pantalla, ya que digan lo que quieran el director indio logra generar grandes momentos de tensión y uno que otro de angustia durante el metraje. Sin duda, falla al decir que esta será una película de terror porque sencillamente no lo es, ni siquiera las escenas sangrientas son lo suficientemente sangrientas como para que fuese considerada una película de ese estilo. Sin embargo, Shyamalan -a pesar de lo que digan- se mantiene fiel a su estilo de hacer cine, con un gran pero (grandísimo tal vez), que pudo ser el que haya provocado el odio mundial… a diferencia de sus otras grandes películas, aquí no hay un giro de tuerca final que te deje marcando ocupado, aquí la historia es una y nada más, es super lineal y convencional en ese sentido. Por otro lado, lo que sin duda es deja un gusto un poco amargo son las actuaciones. Se ha hablado mucho de que el guión no era bueno, que la historia era tonta, etc, etc… pues no, las que se caen son las actuaciones… de practicamente todo el reparto. Y eso llama tanto la atención que Marcela me lo hizo ver tal vez como algo hecho a propósito por el director, ya que hay momentos ridiculamente graciosos y otros en que la sobreactuación es descarada… puede ser, la mente de Shyamalan da para mucho. Pero en lo que a mi respecta, creo que la elección de Mark Wahlberg y Zooey Deschanel no fue la mejor, ya que su nula expresividad facial le quita peso a las partes más dramáticas de la cinta, de hecho el premio a la mejor actriz se lo lleva Betty Buckley como la espeluznante señora Jones.

Debo decir que existen dos grande bandos con respecto a las críticas de esta película. O la odias o la amas. Yo no la amé, pero si la disfruté y a mi parecer Shyamalan fue extremadamente eficiente a la hora de introducirnos a una historia que transmite tensión y angustia, con personajes sumamente sencillos que nos entregan su visión sobre un evento catastrófico de proporciones globales. Radica en esta película una crítica, no solo la obvia sobre la ecología (notable es la escena en que los personajes de Wahlberg y Deschanel acompañan a una pareja a su huerto invernadero y de fondo se ve una central nuclear), sino que también a la forma de vida de la sociedad occidental, abusiva y a ratos prepotente con el mundo y nuestros pares. Reitero que para mi esta no es la mejor película de Shyamalan, pero sin duda es fiel a su estilo en la puesta en escena y por cierto me alegro que haya regresado a los rodajes.

PD: Y las abejas si están desapareciendo…

TRAILER SUBTITULADO EN ESPAÑOL

TRAILER PARA ADULTOS

FICHA TÉCNICA
Nombre: The Happening, El Fin de los Tiempos (Chile), El Incidente (España)
Año: 2008
Duración: 91 minutos
Dirigida y escrita por: M. Night Shyamalan
Protagonizada por: Mark Wahlberg, Zooey Deschanel, John Leguizamo, Ashlyn Sanchez, Betty Buckley, Frank Collison y Jeremy Strong
Producida por: Barry Mendel Productions, Blinding Edge Pictures, Spyglass Entertainment, 20th Century Fox, UTV Motion Pictures

Anuncios